Subasta de Volatilidad | Qué Es y Cómo Funciona

15/02/2022

En el mercado existen muchos tipos de subastas y si te interesan es posible que quieras saber todo lo que puedas acerca de cómo funcionan. Si has escuchado hablar acerca de la subasta de volatilidad pero no sabes exactamente de qué se trata o cómo funciona este tipo de subastas, tenemos la información que necesitas saber.

Este tipo de subastas tienen algunas características particulares que las diferencian de otras y que son las que la hacen funcionar de la forma en que lo hacen. La idea detrás de estas subastas es la de proteger el proceso en casos muy específicos de fluctuación de precios.

Índice de contenidos

    ¿Qué es una subasta?

    Antes de hablar específicamente acerca de la subasta de volatilidad, comencemos por entender qué se entiende como una subasta. Este tipo de proceso también conocido como remate, se define como un proceso de venta de bienes que está basado en la competencia directa y por lo general pública, entre varios compradores.

    Lo que sucede es que el bien a subastar o rematar se ofrece a varios posibles compradores y se genera un proceso de ofertas en el que al final el bien se le adjudica al comprador que más dinero ofrezca por este.

    Subasta de volatilidad

    Subasta de VolatilidadLa subasta de volatilidad se puede definir como un mecanismo diseñado para proteger la subasta de un producto cuando los precios de este fluctúan lo que los hace volátiles en el mercado. Este tipo específico de subasta fue establecido por el SIBE o Sistema de Interconexión Bursátil Español en 2001 para proteger los precios de los valores.

    Esto quiere decir que es un mecanismo en el que se suspende de forma temporal la cotización de un valor específico cuando éste presenta fluctuaciones considerables en su valor o cuando estas fluctuaciones son muy frecuentes.

    El objetivo detrás de una subasta de volatilidad es la de ralentizar el mercado con el propósito de ralentizar el mercado. La cotización del valor se suspende momentáneamente pero se sigue negociando para que se establezca un orden en la oferta y la demanda y así poder establecer un nuevo precio al valor.

    Por lo general este tipo de subasta se elige cuando el valor se está intentando negociar bien sea por encima o por debajo de su Rango Estático o Rango Dinámico.

    ¿Cuánto dura una subasta de volatilidad?

    Este tipo de subastas se llevan a cabo de forma muy rápida. Por lo general solo toma unos 5 minutos a los que se le incluyen unos 30 segundos más de cierre. En no más que ese tiempo se establecerá el fin de la subasta y los títulos subastados se asignarán.

    La idea de este plazo de tiempo es que a partir del precio resultante de la subasta de volatilidad, se establecerán los nuevos precios tanto estático como dinámico del bien y es a partir de estos nuevos precios que las negociaciones del valor podrán continuar de forma regular.

    Precio estático y dinámico

    Existen algunos conceptos muy importantes que debemos conocer cuando se trata de entender mejor qué es una subasta de volatilidad y cómo funciona. Dos de estos conceptos están relacionados con el tipo de precios de los que se habla cuando se trata de este tipo de subasta. A continuación definiremos cada uno de estos precios:

    • Precio estático: como precio estático se define el precio que se le asigna a un valor durante la subasta de apertura pero que puede cambiar durante la subasta de volatilidad.
    • Precio dinámico: de esta forma se define un precio que no es fijo sino que se puede ir actualizando y será el último precio negociado del valor.

    Rango estático y rango dinámico

    Otros de los conceptos que es importante conocer cuando se trata de una subasta de volatilidad con los rangos. Estos conceptos son vitales para poder interpretar de forma acertada este tipo de subasta.

    • Rango estático: de esta forma se define la variación máxima del precio estático tanto por arriba como por debajo que se permite antes de llegar al precio máximo o mínimo. Esto es porque una vez alcanzado el precio máximo o mínimo, se termina la negociación de un valor durante la subasta. Esta variación será de entre el 4% y el 8% y se determina según la volatilidad que se haya presentado en la historia reciente.
    • Rango dinámico: se entiende como la máxima variación expresada en porcentaje que se permite entre los precios dinámicos que se den en dos negociaciones consecutivas. Este siempre será inferior al rango estático y se encuentra entre el 1% y el 8%.

    Funcionamiento de una subasta de volatilidad

    Ahora que conocemos las definiciones necesarias para entender este tipo de transacción, veamos cómo funciona una subasta de volatilidad. Lo primero que se lleva a cabo es la subasta de apertura en la que se fijan un precio y rango estáticos que por lo general variará como ya hemos dicho entre un 4% y 8%. En lo que respecta al precio dinámico, este variará según cada negociación mientras que el rango dinámico será causado por la volatilidad y será de entre 1% y 8%.

    Si durante esa subasta de apertura el precio del valor se negocia por encima de los límites establecidos por los rangos estático o dinámico entonces se producirá una subasta de volatilidad. Como ya hemos mencionado, esta subasta dura tan solo unos 5 minutos y la idea detrás de esta es la de encontrar un precio estático del valor para poder continuar con la negociación.

    ¿Quién ordena una subasta de volatilidad?

    Tomando en cuenta que el propósito de una subasta de volatilidad es la de controlar los precios de un valor, la institución que decide si se lleva a cabo este tipo de subasta es el SIBE o Sistema de Interconexión Bursátil Español.

    Tipos de subasta de volatilidad

    Las subastas de volatilidad se pueden diferenciar en dos tipos diferentes dependiendo básicamente de la razón detrás de la realización de la subasta. Los tipos de subasta de volatilidad son los siguientes:

    Subasta de volatilidad por rango estático

    Cuando el precio del valor durante la negociación se encuentra por encima o por debajo de los límites que se han establecido para el rango estático. El propósito de este tipo de subasta de volatilidad es que el valor alcance un precio de cotización que sea más cercano al verdadero. Esto se hace impidiendo que el precio fluctúe por encima o debajo de los porcentajes permitidos.

    Lo que se busca es que tanto los demandantes como los ofertantes estén en la mejor posición posible para continuar con las negociaciones estipulando un precio real entre los porcentajes de rango estático stablecidos.

    Subasta de volatilidad por rango dinámico

    Cuando el precio dinámico de un valor sufre una variación extrema durante el proceso de negociación y el porcentaje establecido es superado de manera excesiva, se producirá este tipo de subasta de volatilidad. En este tipo de subasta el rango estático se mantiene estable y solo el rango dinámico se ve alterado.

    Puede que te interese: Subastas Judiciales | Qué Son, Cómo Funcionan y Cómo Participar

    Palabras finales

    Como puedes ver, la subasta de volatilidad se da por razones muy específicas que alteran los precios y rangos que pueden afectar la negociación de un bien. La idea detrás de este tipo de subasta es que todos los participantes en la subasta tengan las mejores posibilidades tanto de ofrecer como de recibir las mejores ofertas.

    ►TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR◄

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciéndote contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información