Reunificación de Deudas | Qué Es, Cómo Hacerlo y Ventajas

12/11/2021

Cuando nuestras deudas llegan a un punto en el que se nos hace complicado pagarlas todas, una de las alternativas que tenemos es la de hacer una reunificación de deudas. Esta es una opción que podemos utilizar cuando hemos contraído diversas deudas con diferentes empresas y los pagos de las diferentes mensualidades se han vuelto demasiado para nosotros.

Si quieres conocer un poco más acerca del proceso de reunificación de deudas, qué es. Cómo funciona y cómo nos puede ayudar, sigue leyendo. Hoy te contaremos todo lo que debes saber acerca de este proceso para que decidas si es la opción ideal para ti.

Índice de contenidos

    ¿Qué es la reunificación de deudas?

    reunificación de deudas El proceso de reunificación de deudas es un método utilizado para agrupar las diferentes deudas que tenemos en un solo pago mensual en vez de las varias que tenemos contratadas en la actualidad.

    Este tipo de proceso se hace a través de un préstamo de reunificación de deudas que es una oferta hecha tanto por bancos como por otro tipo de entidades financieras. Por lo general este préstamo es de tipo hipotecario y lo que significa es que este préstamo se usará para pagar las deudas pendientes de modo que el cliente solo pague una deuda, la de este préstamo.

    Es importante entender que aunque esto ayuda a minimizar la cantidad de pagos y reducir las cuotas mensuales, por lo general terminarás pagando más dinero de lo que las deudas conjuntas antes dignificaban.

    ¿Qué deudas se pueden reunificar?

    La idea de la reunificación de deudas es que podamos agrupar todos los pagos que tenemos pendientes en una cola cuota al mes. La buena noticia es que podemos reunificar una amplia variedad de deudas que hayamos adquirido en diferentes entidades.

    Estas deudas incluyen hipotecas, préstamos personales, tarjetas de crédito, préstamos para compra de coche o cualquier otro tipo de préstamos o créditos bancarios de consumo.

    Tipos de reunificación de deudas

    Si quieres reunificar tus deudas es importante que sepas que hay varias formas en las que puedes obtener el tipo de préstamo que necesitas para hacerlo. Dependiendo del tipo que elijas podrás obtener cierta cantidad de dinero y las características serán diferentes para cada uno de estos préstamos:

    Reunificación de deudas con hipoteca

    Este tipo de préstamo utiliza como garantía una vivienda propiedad del solicitante. Se trata del método más utilizado de reunificación de deudas. Lo que sucede es que el titular de una vivienda solicita una hipoteca sobre esta y utiliza el dinero para pagar las demás deudas que tenga, en consecuencia, solo deberá pagar los compromisos financieros de esta hipoteca.

    Una de las ventajas de utilizar una hipoteca para reunificar deudas es que los intereses de este tipo de préstamo son por lo general menores y los plazos de pago mayores. Por esto se considera una excelente alternativa.

    Las características de este tipo de reunificación de deudas son las siguientes:

    • Este préstamo es ofrecido por bancos
    • Otorga hasta el 80% del valor de la propiedad
    • Los intereses son menores
    • Puede tener intereses fijos, variables o mixtos
    • Genera gastos por comisiones
    • El proceso de solicitud puede ser bastante lento
    • El plazo de devolución será el de una hipoteca, es decir entre 25 y 30 años
    • Los requisitos y condiciones son un poco más difíciles

    Reunificación de deudas con garantía

    Este tipo de préstamo funciona parecido al hipotecario pero se trata de un producto en el que incluyes una garantía que no tiene que ser exclusivamente una vivienda, sino que puede ser por ejemplo un coche.

    Este tipo de préstamo para reunificar deuda es otorgado tanto por bancos como por otras entidades financieras que ofrezcan préstamos. Las características de este tipo de préstamo son las siguientes:

    • Préstamos con garantías ofrecidos por bancos y entidades financieras
    • Ofrece hasta 40% del valor de la propiedad en garantía
    • Los intereses pueden ir desde 7% hasta 20% dependiendo de la empresa
    • Por lo general tiene un tipo de interés fijo
    • Mayormente se entregan poniendo como garantía una vivienda aunque puede ser otra propiedad dependiendo del monto de las deudas que debas reunificar
    • El proceso de solicitud es un poco más rápido que el de la hipoteca
    • En cuanto al plazo de devolución es por lo general cerca de 20 años

    Reunificación de deudas sin garantía ni hipoteca

    Si lo que esperas es lograr una reunificación de deudas sin tener que pedir una hipoteca ni presentar una garantía de propiedad como una vivienda o un coche, puedes procurar un préstamo de tipo personal en el que estos requisitos no se solicitan.

    Aunque por lo general es más fácil solicitar una hipoteca o préstamo con aval o garantía, es posible que puedas obtener un préstamo sin presentar avales o garantías. En este caso, este sería un préstamo de tipo personal.

    Lo que debes hacer es solicitar un préstamo que alcance el monto de las deudas que faltan por pagar y usarlo para cancelar las anteriores mientras obtienes una sola deuda nueva. El único problema es que este tipo de préstamos personales tiene un monto máximo, por lo que elegir esta alternativa dependerá del monto de tus deudas.

    Las características de esta forma de reunificación de deudas son las siguientes:

    • Este tipo de préstamos por lo general los otorgan empresas financieras
    • El importe máximo otorgado ronda los 60.000€
    • Los plazos de pago son más cortos, por lo general hasta 8 años
    • En cuanto a los intereses estos pueden variar entre 6% y 15%
    • Usualmente solo aplican comisiones por cancelación
    • El proceso de obtención es más rápido comparado con otros tipos

    ¿Cuánto es lo máximo que se puede reunificar?

    Si tienes muchas deudas diferentes y quieres saber cuánto es el monto máximo para hacer una reunificación de deudas, es importante que sepas que esto dependerá de muchas cosas. Por ejemplo, de la suma total de las deudas que quieras reunificar.

    Debemos recordar que para que la reunificación de deudas sea efectiva, debemos encontrar la forma de obtener suficiente dinero para pagar todos estos compromisos. Esto quiere decir que dependiendo de lo que debamos podremos o no reunificar todo en una sola deuda.

    Adicionalmente, dependiendo del tipo de reunificación de deudas que decidas elegir podrás conseguir cierta cantidad de dinero. Por ejemplo, por lo general los préstamos hipotecarios te pueden ayudar a obtener mucho más dinero que un préstamo personal, por lo que dependiendo del monto de las deudas puedes elegir el tipo de reunificación que se ajuste a lo que necesitas.

    Con respecto a los montos, estos serán muy subjetivos porque dependerán en gran medida de otras condiciones. Por ejemplo, aquellos préstamos en los que se entrega una garantía, el monto máximo será un porcentaje de su valor de tasación y en el caso de los préstamos personales, dependerá de tu historial crediticio y de tus posibilidades financieras.

    ¿Qué debo hacer para reunificar mis deudas?

    Si quieres comenzar el proceso de reunificación de deudas es importante que tomes algunos pasos importantes para que sepas exactamente lo que necesitas para poder llevar a cabo el proceso sin problema. Los pasos que debes tomar son los siguientes:

    • Estudia a profundidad todas las obligaciones de pago que tienes pendientes organizando todas tus deudas
    • Reúne toda la información financiera acerca de tus deudas incluyendo los montos completos adeudados hasta el momento
    • Escribe los plazos de pago de cada una de las deudas así como los intereses aplicables
    • Recuerda incluir en las cuentas las comisiones por cancelación anticipada para que estas se incluyan en lo que debes cancelar

    Toda esta información acerca de las deudas pendientes debes reunirla y tenerla a disposición ya que esto es lo que debes presentar en tu banco o entidad financiera cuando vayas a solicitar un préstamo para lograr una reunificación de deudas.

    Reunificación de deudas con ASNEF

    Si estas inscrito en ASNEF u otro de los ficheros de morosos, la buena noticia es que puedes hacer una reunificación de deudas, sin embargo, en estos casos debe hacerse a través de la presentación de una garantía o aval.

    Esto quiere decir que puedes usar un préstamo hipotecario en el que tu vivienda está en garantía por el dinero que obtendrás para poder reunificar tus deudas. Aunque no todas las entidades otorgan este tipo de producto a personas con historial crediticio negativo, es posible que encuentres algunas que sí.

    Reunificación de deudas sin nómina

    Al igual como sucede con quienes están en ASNEF, también es posible que quienes no tengan una nómina puedan lograr reunificar sus deudas. Y al igual que en el caso anterior, no todos los bancos o empresas financieras lo permiten pero si es posible encontrar una que lo haga.

    Si tienes otros tipos de ingresos como pensiones o ingresos como trabajador autónomo, puedes usar esto como una especie de aval de pago, pero en el caso de que no los tengas, puedes usar una propiedad como garantía como tu vivienda o coche siempre que el monto que te ofrezcan sea suficiente para cancelar tus deudas.

    Reunificación de deudas con préstamos online

    Un producto financiero que ha ganado mucha tracción en los últimos años son los préstamos online. Por esto muchas personas se preguntan si este tipo de préstamos pueden ser una buena alternativa cuando se quieren reunificar las deudas.

    La verdad es que este tipo de préstamos pueden ser una buena alternativa pero solo si elijes la plataforma adecuada. Es decir, una que pueda otorgar la cantidad de dinero que necesites bien sea con aval o garantía.

    El único problema de usar este tipo de productos es que los intereses son mucho más altos que los préstamos que podemos obtener en un banco.

    ¿Cuándo es recomendable hacer una reunificación de deudas?

    Aunque esta pareciera una solución sencilla, es importante entender que no es para todos. Hay una serie de cosas que debes considerar antes de tomar esta decisión. Este tipo de procesos se recomienda principalmente para las personas que tienen deudas que superan sus ingresos mensuales.

    Cuando lo que debes pagar mensualmente a las diferentes entidades con las que tienes deudas supera tus ingresos, entonces hacer una reunificación de deudas mediante un préstamo cuyas cuotas sean menores de lo que estás pagando será la mejor alternativa.

    Adicionalmente, debes recordar que al capital adeudado debes sumar intereses y comisiones que sin duda debes considerar a la hora de decidir tomar el paso de agrupar tus deudas.

    Ventajas de la reunificación de deudas

    • Al hacer una reunificación de deudas las cuotas mensuales suelen disminuir considerablemente
    • Es posible encontrar préstamos que ofrezcan tasas de interés bastante bajas
    • Los plazos de devolución de este préstamo de reunificación de deudas serán más largo
    • Solo harás un pago mensual en vez de varios pagos distintos a diferentes entidades
    • Al pagar tus deudas eliminas el riesgo de padecer terribles consecuencias financieras

    Palabras finales

    La reunificación de deudas puede ser la respuesta que estás esperando para poder cubrir todos tus compromisos financieros sin problemas y sin que esto represente tener que usar más dinero del que necesitas para mantenerte. Se trata de un proceso que puede ser complejo de llevar a cabo dependiendo del tipo que elijas, pero finalmente puede sin duda ser la ayuda que necesitas para salir de todos tus compromisos sin mayores consecuencias.

    ►TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR◄

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciéndote contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información