Remordimiento del comprador: qué es y cómo evitarlo

Remordimiento del comprador: qué es y cómo evitarlo

El remordimiento del comprador se produce cuando te arrepientes por culpa de haber hecho una compra. Puede ser por una compra mayor, como un coche nuevo, o por algo pequeño que no necesitas necesariamente. Afortunadamente, hay varias estrategias que puedes poner en práctica para evitar o minimizar este sentimiento estresante.

Puedes identificarte con esta experiencia: Estás en la tienda y un artículo te llama la atención. Apenas te das tiempo para pensar en él, y te encuentras con que lo metes rápidamente en el carrito o en la cesta antes de poder convencerte de que no lo hagas. De hecho, puede que ni siquiera mires la etiqueta del precio.

Avanza hasta más tarde ese mismo día -quizá incluso antes de llegar a casa- y te encuentras deseando no haber hecho la compra. Tanto si era demasiado caro como si no lo necesitabas, estás experimentando el remordimiento del comprador. Es un sentimiento totalmente normal, y la buena noticia es que hay medidas que puedes tomar para evitarlo en el futuro.

Índice de contenidos
  1. ¿Qué es el remordimiento del comprador?
    1. La psicología del remordimiento del comprador
  2. Ejemplos de remordimiento del comprador
    1. Remordimientos por grandes compras
  3. Cómo evitar los remordimientos del comprador
    1. 1. Hazte con un presupuesto
    2. 2. Ten una regla de enfriamiento para las compras
    3. 3. Devuelve los artículos no deseados
    4. 4. Aborda los desencadenantes del gasto
    5. 5. Separar las necesidades de los deseos
    6. 6. Evita las tarjetas de crédito si te cuesta gastar
    7. 7. Prioriza las experiencias sobre las cosas
    8. 8. Evita las rebajas en las compras
    9. 9. Anular la suscripción y dejar de seguir
    10. 10. Investiga cada compra
    11. 11. Busca financiación
  4. Puntos clave

¿Qué es el remordimiento del comprador?

El remordimiento del comprador es el sentimiento de arrepentimiento que sientes después de hacer una compra. Este sentimiento puede ser el resultado de hacer una gran compra que no estaba en el presupuesto o incluso una pequeña compra impulsiva.

Probablemente reconozcas el remordimiento del comprador por la sensación de hundimiento que tienes en el estómago cuando te das cuenta de que has hecho una elección equivocada. En algunos casos, puedes sentirte culpable por comprar algo que no puedes permitirte. Al igual que alguien que está a dieta y come algo que dijo que no haría, alguien que experimenta remordimientos tras la compra es probable que se sienta decepcionado consigo mismo.

La psicología del remordimiento del comprador

Cuando sientes remordimientos de comprador, estás escuchando dos fuerzas opuestas que discuten si has hecho la elección correcta. Son el sistema de evitación y el sistema de aproximación.

  1. Sistema de evitación Este estado mental nos dice que evitemos las consecuencias y los riesgos, y que ignoremos cualquier deseo que pueda causar resultados negativos.
  2. Sistema de aproximación Es el sentido que nos dice que nos hagamos felices, aunque nuestra compra requiera una cantidad importante de dinero.

Estas fuerzas opuestas pueden causar una especie de disonancia cognitiva, en la que tus pensamientos y creencias crean conflicto y malestar mental.

Ejemplos de remordimiento del comprador

El remordimiento del comprador suele ser el resultado de hacer compras impulsivas. Por ejemplo, supongamos que te has parado en Target para comprar algunas cosas, pero luego te encuentras pasando por el departamento de ropa y añadiendo impulsivamente varias cosas a tu cesta.

Como la ropa no estaba prevista en tu presupuesto, es fácil sentir remordimientos de comprador por haber gastado ese dinero, sobre todo si no tienes mucho dinero de sobra. El remordimiento del comprador puede amplificarse si has tenido problemas con el gasto impulsivo.

Lee:  Cómo conseguir un apartamento en la universidad

Remordimientos por grandes compras

El remordimiento del comprador no está reservado sólo a las compras impulsivas. Una de las compras más comunes de las que la gente suele arrepentirse es la compra de su vivienda. Una encuesta de Zillow descubrió recientemente que cerca del 75% de los compradores de vivienda de los últimos dos años se arrepienten al menos de una cosa en relación con la compra de su casa.

No es de extrañar que los remordimientos del comprador se sientan más después de grandes compras, especialmente una tan costosa como una casa. Afortunadamente, al comparar las mejores opciones de financiación, puedes (con suerte) sentirte mejor sabiendo que has recibido la mejor financiación posible.

Esto tampoco ocurre sólo con la compra de viviendas. Cualquier compra grande puede provocar remordimientos de comprador, incluido un coche nuevo o una compra cara con un préstamo personal. Por suerte, puedes comparar tus opciones de financiación para estas dos compras.

Cómo evitar los remordimientos del comprador

El remordimiento del comprador no tiene por qué ser inevitable. Hay formas de eliminar los gastos que provocan el remordimiento del comprador o, simplemente, de cambiar la forma de pensar en ellos.

1. Hazte con un presupuesto

Es fácil gastar más de la cuenta y arrepentirse de las compras cuando no has hecho un plan para tu dinero. Una de las formas más sencillas de evitar esta sensación es crear un presupuesto (y ceñirse a él).

Por supuesto, establecer un presupuesto no es del todo infalible, ya que mucha gente se sale del presupuesto. Pero tener un plan es un primer paso importante.

Consejo profesional

Para que te ayuden a crear tu presupuesto, recurre a la ayuda de un software de gestión del dinero, con el que podrás elaborar tu presupuesto y hacer un seguimiento de tus compras a lo largo del mes.

2. Ten una regla de enfriamiento para las compras

Uno de los consejos más populares para evitar las compras impulsivas -y, por tanto, el remordimiento del comprador- es establecer un periodo de espera para las compras. Por ejemplo, puedes establecer una regla en la que, cada vez que quieras comprar algo, tengas que esperar un determinado período de tiempo antes de poder hacerlo.

Cuando establezcas tu regla de enfriamiento, recuerda que cuanto más tiempo esperes, mejor. Algunas personas se obligan a esperar al menos 24 horas, mientras que otras se retan a esperar períodos más largos, como una semana o un mes.

¿Por qué es eficaz esta estrategia? Si sigues queriendo un artículo después de tu periodo de espera, puedes sentirte mejor al comprarlo, ya que es menos probable que sientas remordimientos de comprador. Tienes la tranquilidad de saber que, después de todo, no ha sido una decisión impulsiva.

3. Devuelve los artículos no deseados

Muchas personas se arrepienten de sus compras, especialmente si el artículo era más caro de lo que querían gastar. La buena noticia es que, en la mayoría de los casos, puedes devolver los artículos a la tienda para obtener un reembolso completo.

Algunas personas se sienten culpables por hacer devoluciones, pero esto ayuda a tu cuenta bancaria y te ayuda a evitar los remordimientos. Y si te sientes culpable, ese sentimiento puede ayudarte a no cometer un error similar en el futuro.

4. Aborda los desencadenantes del gasto

Si el gasto impulsivo es un problema recurrente para ti, la mejor manera de abordarlo es llegar a la raíz del problema. Por ejemplo, algunas personas se ven envueltas en gastos emocionales cuando están enfadadas, tristes o estresadas. En lugar de centrarte en el gasto en sí, centrarte en el problema subyacente puede ayudarte a evitar el gasto innecesario en el futuro.

Lee:  10 formas sencillas de organizar tus finanzas y mantener el control

Una vez que hayas identificado los factores desencadenantes del gasto, puedes encontrar otros mecanismos de afrontamiento para lidiar con los sentimientos que te hacen gastar. Y en algunos casos, acudir a un terapeuta para tratar tus sentimientos puede ser la mejor opción.

5. Separar las necesidades de los deseos

Una de las razones más comunes de los gastos excesivos y del remordimiento del comprador es la incapacidad de separar las necesidades de los deseos. Es fácil convencerse de gastar dinero cuando crees que necesitas el artículo. Pero luego puedes admitir que no era realmente una necesidad, sino un deseo.

¿No sabes por dónde empezar? Haz un registro de tus compras recientes y, con la retrospectiva que tienes hoy, decide si eran necesidades o deseos. Identifica las compras que ahora sabes que eran deseos, pero que considerabas que eran necesidades en el futuro. Una vez que tengas una idea más clara de qué compras son necesidades y cuáles son deseos, te resultará más fácil evitar gastar en deseos y sentirte culpable por ello más adelante.

6. Evita las tarjetas de crédito si te cuesta gastar

Las tarjetas de crédito pueden ser una poderosa herramienta para gestionar tu tesorería y obtener recompensas. Pero para algunas personas, las tarjetas de crédito son una receta para los problemas, ya que pueden llevar a gastar un dinero que no se tiene.

Este consejo consiste en conocerse a sí mismo. Si sabes que puedes gastar responsablemente con una tarjeta de crédito y pagarla cada mes, entonces, por supuesto, sigue utilizándolas. Pero si las tarjetas de crédito te llevan a gastar dinero que no tienes y a hacer compras innecesarias -o incluso no deseadas-, entonces puede ser el momento de dejar las tarjetas de crédito a un lado.

Como alternativa, considera la posibilidad de utilizar una tarjeta de prepago para esas compras. Como las tarjetas de prepago sólo gastan el dinero que has precargado en la tarjeta, puedes evitar gastar en exceso y hundirte más en las deudas.

7. Prioriza las experiencias sobre las cosas

Piensa en las compras recientes que te hacen experimentar el remordimiento del comprador. ¿Qué tienen en común? Para la mayoría de la gente, el arrepentimiento del comprador se produce cuando compras cosas que luego desearías no haber comprado. Pero es menos probable que la gente se arrepienta de sus gastos cuando prioriza las experiencias sobre las cosas.

Una de las razones por las que gastar en experiencias en lugar de en cosas puede ayudar a evitar el remordimiento después de gastar es por lo que realmente estás disfrutando. En el caso de gastar en cosas, a menudo ni siquiera es el artículo en sí lo que te excita, sino simplemente la prisa por comprar. Pero cuando gastas en experiencias, es la propia experiencia la que te produce alegría, lo que significa que es más probable que sientas que has aprovechado tu dinero.

8. Evita las rebajas en las compras

Probablemente parezca contradictorio aconsejarte que evites el remordimiento del comprador evitando las rebajas. Al fin y al cabo, ¿no es menos probable que te arrepientas de comprar algo si has conseguido una buena oferta?

Lee:  ¿Puedo refinanciar mi hipoteca inversa?

En realidad, comprar en rebajas puede provocar más remordimientos del comprador. Cuando algo está en oferta, es más probable que lo compres impulsivamente. Es más fácil racionalizar la compra, ya que estás consiguiendo una buena oferta. Y cuando evitas las rebajas, es menos probable que sucumbas a la tentación.

Consejo profesional

Que evites las rebajas no significa que tengas que pagar el precio total de los artículos. Una vez que estés preparado para hacer una compra, puedes buscar fácilmente en Internet cupones que te ayuden a reducir el precio. Puede que incluso consigas una oferta mejor que si hubieras comprado el artículo en rebajas.

9. Anular la suscripción y dejar de seguir

Al igual que evitar las rebajas, darse de baja de tus tiendas favoritas y dejar de seguir a marcas y personas influyentes en las redes sociales puede ayudarte a evitar hacer compras innecesarias y evitar el remordimiento del comprador.

Cuando algo aparece en tu feed de noticias, es fácil comprarlo impulsivamente antes de que hayas tenido la oportunidad de pensarlo. Es menos probable que acabes con arrepentimiento del comprador cuando sólo compras cosas que realmente necesitas.

10. Investiga cada compra

Como hemos mencionado, el remordimiento del comprador suele producirse cuando haces una compra impulsiva o gastas más de lo que querías. Una de las mejores formas de evitar ese sentimiento de arrepentimiento es investigar todas tus compras con antelación.

Cuando se trata de un artículo de alto coste, como la compra de una casa o un coche, la investigación te ayudará a decidirte por el producto adecuado y a reducir las posibilidades de arrepentirte después. Incluso en el caso de compras menores, la investigación puede ayudarte a darte cuenta de que no necesitabas el producto o puede ayudarte a evitar el despilfarro de dinero encontrando el artículo de mejor calidad.

11. Busca financiación

Cuando se trata de grandes compras, el remordimiento del comprador puede provenir no sólo del artículo en sí, sino también de la financiación necesaria para pedirlo.

Por ejemplo, puedes sentir remordimientos de comprador por una hipoteca, un préstamo de coche o un préstamo personal si acabas con un tipo de interés más alto del que querías. Una forma de evitar este remordimiento es buscar las mejores ofertas de financiación, lo que te ayudará a ahorrar dinero a largo plazo.

Puntos clave

  • El remordimiento del comprador es el sentimiento de arrepentimiento que puedes tener después de hacer una compra, a menudo como resultado de comprar algo que no habías presupuestado o que no podías permitirte.
  • Este remordimiento posterior a la compra puede ocurrir con compras grandes y pequeñas, pero puede haber una correlación entre la cantidad que has gastado y la cantidad de remordimiento que sientes.
  • Hay muchas formas de evitar el arrepentimiento del comprador. Esto incluye establecer un periodo de espera para las compras, abordar tus desencadenantes de gasto e investigar cada compra con antelación.
Ver las fuentes del artículo
  1. Hacer un presupuesto - Consumer.gov
  2. Crear un presupuesto - Departamento de Instituciones Financieras del Estado de Washington
  3. Fundamentos de la presupuestación - Secretario de Estado de Indiana
  4. 7 sencillos pasos para crear un presupuesto exitoso - SuperMoney
  5. 11 movimientos de dinero inteligentes que puedes probar hoy mismo - SuperMoney
  6. 10 decisiones de finanzas personales para proteger a tu familia - SuperMoney
  7. 14 consejos prácticos para alcanzar la libertad financiera - SuperMoney
  8. 8 maneras inteligentes de hacer que tu dinero trabaje para ti - SuperMoney
  9. 7 consejos para duplicar tu dinero - SuperMoney

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Remordimiento del comprador: qué es y cómo evitarlo puedes visitar la categoría Créditos.

►TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR◄

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciéndote contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información