Qué Pasa Si No Cancelamos un Préstamo en España

14/03/2022

En ocasiones es posible que hayamos solicitado un préstamo y que comencemos a tener problemas para pagar las cuotas de este. Si esto te ha sucedido, puede que te preguntes ¿qué pasa si no cancelamos un préstamo? Hoy te hablaremos de las posibles consecuencias de no pagar y te daremos algunos consejos para que no las padezcas.

Siempre que solicitamos un préstamo lo hacemos pensando que no tendremos problemas para pagar los compromisos, sin embargo, puede que se nos presente algún problema que no habíamos anticipado y que evite que podamos hacernos responsables por el pago.

Si estás en esta situación y crees que no podrás hacerte cargo de tus pagos y quieres conocer qué pasa si no cancelamos un préstamo, tenemos la información que necesitas saber.

Índice de contenidos

    ¿Qué pasa si no cancelamos un préstamo?

    Qué Pasa Si No Cancelamos un PréstamoCuando solicitamos un préstamo de cualquier tipo y en cualquier tipo de entidad financiera, debemos tener en cuenta que habrá consecuencias aplicables si no pagamos las cuotas para las que nos hemos comprometido.

    Dependiendo de la entidad y sobre todo del tipo de préstamo que hayamos solicitado, puede haber varias consecuencias aplicables. Por lo general, las entidades tienen una serie de pasos a seguir en el caso de que un cliente no haga los pagos como se han establecido.

    Algunas de estas consecuencias están diseñadas para penalizar el retraso de los pagos mientras que otras se aplican una vez que el cliente ha dejado de pagar varias de las cuotas o plazos correspondientes al préstamo.

    Para que lo entiendas mejor, te diremos qué pasa si no cancelamos un préstamo discutiendo todas las potenciales consecuencias a las que puedes hacer frente así como los préstamos en los que es más probable que estas consecuencias se apliquen.

    Intereses de mora

    Cuando hablamos de qué pasa si no cancelamos un préstamo, este es el primer paso legal que puede aplicar una entidad prestamista a sus deudores cuando no han pagado a tiempo los compromisos adquiridos en el contrato de préstamo. Este tipo de comisión adicional es común en la mayoría de todos los tipos de préstamos como personales, de consumo o hipotecas bancarias así como en los préstamos de las empresas financieras privadas.

    Los intereses de mora comienzan a aplicarse a partir de la primera cuota que no pagamos a tiempo. Una vez que ese primer plazo se ha vencido, la empresa que nos ha otorgado el crédito, sea un banco u otro tipo de entidad financiera, tiene el derecho legal de aplicar intereses de mora adicionales a la cuota pendiente.

    Por lo general estos intereses de mora serán un porcentaje adicional que se calcula sobre el capital prestado aunque en otras entidades esta tiene un monto fijo. Esto se suma a la cuota originalmente planteada en el contrato de crédito. Lo que quiere decir que ahora no adeudaremos la cuota atrasada sino la cuota más el porcentaje o monto de interés de mora.

    Lo que sucede cuando seguimos sin pagar las subsecuentes cutas, es que estos intereses de mora se irán acumulando lo que aumentará significativamente la deuda al sumar estos intereses a los aplicables al capital y la parte de este que se cobra con cada cuota.

    Cuando la entidad decide tomar otros pasos para hacernos pagar, la deuda total será el capital más los intereses iniciales más los intereses de mora o los montos de mora aplicados, lo que hace que la deuda final sea mucho mayor. Esto será lo primero que debes saber acerca de qué pasa si no cancelamos un préstamo.

    Reclamo judicial

    Cuando se trata de qué pasa si no cancelamos un préstamo, en este punto comienzan los mayores problemas. Si el deudor no paga entre la tercera y sexta cuota a las que se le han sumado los intereses de mora, la empresa prestamista por ley puede iniciar un proceso judicial conocido como reclamación de deuda.

    Este proceso de reclamación puede hacerse independientemente del tipo de préstamo que se tenga contratado. Lo que esto quiere decir es que puede tratarse desde microcréditos o préstamos online hasta productos crediticios por parte de una entidad bancaria.

    La diferencia que existe entre estos dos tipos de préstamos es que en caso de que se trate de un microcrédito o préstamo rápido, el siguiente paso será el de inscribir al deudor en uno de los ficheros de morosos.

    En el caso de que se trate de un préstamo bancario, aunque también pueden inscribir la deuda en uno de los ficheros de morosos, el impago también puede tener consecuencias mayores como el embargo de cuentas bancarias o bienes si se han utilizado como garantía del crédito.

    Esto es común cuando en una entidad bancaria se nos solicita demostrar ingresos fijos para obtener un préstamo y significa que el banco puede solicitar un embargo judicial de nuestro salario que durará hasta que la deuda pendiente se haya cancelado por completo. Esto es parte de la respuesta a qué pasa si no cancelamos un préstamo.

    Embargo de bienes

    Cuando se trata de saber qué pasa si no cancelamos un préstamo, el embargo de bienes puede ser una de las potenciales consecuencias. Esto es más común cuando hemos solicitado un préstamo personal en un banco y hemos utilizado nuestros ingresos como aval o cuando la deuda impaga es la de una hipoteca.

    Aunque esto depende de las condiciones del préstamo o crédito, por ejemplo si hemos otorgado alguna garantía personal o de propiedad, el banco irá tras esto para recuperar su inversión. En el caso de una hipoteca por ejemplo, si no pagamos el préstamo hipotecario el banco puede embargar la vivienda.

    Si hemos entregado otro tipo de garantía como un coche, perderemos el coche si no pagamos nuestro compromiso. En el caso de que no hayamos entregado una garantía, todavía podemos ser embargados. Los contratos con un banco se hacen teniendo nuestra cuenta bancaria como garantía personal. Esto quiere decir que si te preguntas qué pasa si no cancelamos un préstamo, una de las consecuencias puede ser el embargo de todos los ahorros e ingresos de nuestras cuentas bancarias.

    Por último, en el caso de que hayas incluido un avalista e tu préstamo, esta persona también puede ser sujeto de un embargo en caso de falta de pago de los compromisos.

    Inscripción en fichero de morosos

    Otra de las respuestas a qué pasa si no cancelamos un préstamo, debes saber que una de las consecuencias de no hacernos responsables de una deuda es terminar inscrito en uno o varios de los ficheros de morosos que funcionan en España.

    Cualquier entidad bancaria o financiera que esté asociada a un fichero de morosos como ASNEF o Badexcug tiene la posibilidad de inscribir las deudas no pagadas.

    Lo que sucederá luego de ser inscritos es que nuestro historial crediticio se verá afectado desde ese momento hasta que paguemos la deuda o hasta que la deuda se venza en el fichero de morosos. Las consecuencias de esto es que o podremos obtener ningún otro producto crediticio o de servicios en los que se estudie el historial crediticio.

    Aunque tendremos algunas opciones para obtener microcréditos con ASNEF, la verdad es que nuestras posibilidades se verán bastante disminuidas. Esto es porque muchas instituciones realizan un estudio de confiabilidad de cada solicitante y el hecho de que estén inscritos como morosos afectará estas posibilidades.

    Consejos para pagar tus deudas

    Si te has preguntado qué pasa si no cancelamos un préstamo es probable que sientas que no tienes ninguna forma de hacer frente a uno o más de los compromisos crediticios que has adquirido. Sin embargo, dejar de pagar no deber ser la primera solución que se te venga a la mente.

    Como puedes haber visto, cuando hemos hablado acerca de qué pasa si no cancelamos un préstamo, las consecuencias pueden ser bastante complicadas e incluso pueden terminar afectándonos por n tiempo bastante largo. Por eso, para ayudarte a evitar estas serias consecuencias, queremos darte algunos consejos que puedes seguir para resolver tu problema con las deudas:

    Pide una prórroga

    Muchas entidades bancarias y financieras ofrecen la posibilidad de solicitar una prórroga para el pago de los compromisos. Por lo general este es un proceso que se hace comunicándote directamente con la entidad. Aunque puede que se apliquen intereses o pagos adicionales, es mejor hacer este proceso que no pagar.

    Cuando hablamos de qué pasa si no cancelamos un préstamo, puede que pensemos que a menos que podamos pagarlo en el plazo exacto tendremos problemas, pero en muchos casos podemos solicitar una prórroga lo que nos da algo más de tiempo para reunir el dinero y hacer el pago antes de tener que sufrir más serias consecuencias.

    Utiliza el período de carencia

    Otra de las alternativas que muchos bancos ofrecen, sobre todo en préstamos o créditos más grandes es el período de carencia. Esta alternativa lo que hace es brindar un período de tiempo en el que los pagos del crédito se congelan para que el deudor pueda recuperarse de situaciones financieras difíciles como la pérdida de un empleo y así evitar las consecuencias de qué pasa si no pago un préstamo.

    Por lo general los préstamos que ofrecen períodos de carencia lo informan en sus contratos, pero si no lo ves, no dudes en comunicarte con el banco o la entidad financiera y presentar tu caso. Existe la posibilidad de que si has hecho los pagos anteriores a tiempo puedan considerar aprobarte un período de carencia.

    Reestructura la deuda

    Otra alternativa que puedes considerar cuando se trata de qué pasa si no cancelamos un préstamo que por lo general está disponible en los bancos es la reestructurar la deuda. Esto incluye negociar con la entidad cambiar las condiciones de la deuda como refinanciar el capital restante o cambiar el plazo de pago.

    Aunque este tipo de recurso puede que esté disponible para préstamos mayores como una hipoteca, también es algo que puedes consultar con la entidad con la que trabajas.

    Reunificar deudas

    Si te preguntas qué pasa si no cancelamos un préstamo porque tienes demasiadas deudas y no sabes si puedes hacerte cargo de todas, una de las alternativas que tienes es la de reunificar deudas. Este proceso te puede ayudar a pagar un solo compromiso en vez de varios y por lo general la cuota que quedamos pagando será menor que la suma de todas las deudas anteriores.

    La forma más sencilla de hacerlo es mediante una hipoteca en la que solicitas este tipo de préstamo, pagas las demás deudas y quedas pagando este último crédito nada más. Sin embargo, si no tienes una vivienda que hipotecar, existen empresas que ofrecen préstamos para reunificar deudas sin necesidad de presentar una garantía en forma de vivienda.

    Palabras finales

    Si te preguntas qué pasa si no cancelamos un préstamo, la mala noticia es que hay una serie de consecuencias que pueden ser serias para tu historial crediticio o tu situación financiera. Principalmente si estás en riesgo de embargo o si sabes que puedes ser inscrito en un fichero de morosos. La buena noticia es que la mayoría de las entidades prestamistas ofrecen algunos recursos para ayudar a sus clientes a pagar los préstamos.

    ►TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR◄

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciéndote contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información