Productos Financieros | Qué Son, Tipos y Riesgos

30/11/2021

Es probable que hayas escuchado hablar de productos financieros cuando se definen ciertas ofertas de bancos y entidades financieras. Si no tienes muy claro qué se define como un producto financiero o qué tipos existen, has llegado al lugar indicado. Hoy te hablaremos acerca de qué son y los tipos de productos financieros que puedes contratar.

Desde la creación de la banca, los productos ofrecidos por esta industria han ido aumentando y se han ramificado hasta ofrecer una serie de soluciones financieras a sus clientes. Estos tipos de productos financieros se pueden contratar en nuestras entidades dependiendo de lo que necesitemos.

Índice de contenidos

    ¿Qué son los productos financieros?

    productos financieros

    Como productos financieros se entienden una serie de instrumentos diseñados para que una persona física o jurídica pueda alcanzar metas como invertir, ahorrar o adquirir. Por lo general este tipo de productos son ofrecidos por bancos u otro tipo de entidades financieras a sus clientes.

    Se debe entender que con cada uno de estos productos financieros se asume también un tipo de riesgo tanto para el cliente como para el banco. Este riesgo se debe conocer con antelación para poder tomar decisiones con respecto a la contratación.

    Tipos de productos financieros

    Los productos financieros se clasifican en tipos dependiendo de su propósito o razón. Los principales tipos de estos productos son:

    De ahorro

    Los productos financieros de ahorro tienen como propósito principal que el cliente reciba algún tipo de remuneración por lo general en la figura de un porcentaje de dinero asociado con una inversión de dinero. Algunos ejemplos de productos de ahorro son:

    • Cuentas remuneradas: de esta forma se define un tipo específico de cuenta bancaria que ofrece al cliente una remuneración por el saldo mantenido en la cuenta. Por lo general se trata de cuentas de ahorro aunque algunas entidades ofrecen cuentas corrientes remuneradas.
    • Depósitos: este es un producto financiero en el que se invierte dinero para obtener una remuneración porcentual cada cierto tiempo. El dinero que quieras usar para un depósito no se podrá movilizar hasta que el contrato del producto termine.
    • Planes de pensiones: esta es una pensión de tipo privado que se contrata con un banco. es un producto en el que el cliente ingresa un monto de dinero mensualmente para luego retirar el fondo a la hora de la jubilación.

    Productos financieros de inversión

    Los productos financieros de inversión se parecen a los de ahorro aunque se diferencian principalmente en el tipo de riesgo que se asume. En este producto se invierte una cantidad de dinero con el propósito de obtener ganancias. Los productos financieros del tipo inversión más comunes son los siguientes:

    • Fondos de inversión: los fondos de inversión funcionan ayudando a un cliente a invertir en una variedad de empresas para poder ser parte de sus ganancias. Sin embargo se debe entender que el riesgo de este tipo de inversión será mayor y que así como se puede ganar dinero también se puede perder si las condiciones favorables no se dan.
    • Fondos indexados: estos fondos funcionan de forma similar a los fondos de inversión aunque no exactamente igual. Este tipo de productos financieros imitan a la bolsa de los países. Lo que el cliente hace es invertir en la bolsa del país o países que crea que irán en aumento mediante la compra de un fondo indexado.

    Puede que te interese: Fondos de inversión de Abanca | Tipos y Requisitos

    Productos financieros de financiación

    Como productos de financiación se entienden aquellos productos financieros que permiten al cliente adquirir productos o servicios. Se trata de un préstamo o crédito que la entidad bancaria ofrece a sus clientes para que adquieran lo que necesitan o quieren.

    Estos préstamos incluyen el cobro de intereses sobre el capital prestado y en esta categoría se puede incluir cualquier tipo de producto crediticio desde microcréditos hasta hipotecas. Los productos financieros de financiación más comunes que podemos contratar son los siguientes:

    • Préstamos personales: se trata de un producto en el que el banco o entidad financiera otorga dinero en la figura de un préstamo a un cliente. Este dinero deberá ser devuelto en plazos previamente acordados y sobre el capital prestado se aplicarán intereses. Los intereses aplicados en España son de dos tipos Tasa Anual Equivalente o TAE y Tipo de Interés Nominal o TIN.
    • Hipotecas: se trata de un tipo específico de crédito diseñado para la adquisición de una vivienda bien sea primera o segunda. Por lo general el banco otorga un porcentaje del valor total de la vivienda y de igual manera se aplican intereses. Adicionalmente es posible que se cobren otras comisiones y que se exija la vinculación de otros productos.
    • Tarjetas de crédito: este es quizás el más común de los productos financieros. Se trata de un tipo de línea de crédito pre otorgado a un cliente. Las tarjetas tendrán un límite de gastos y los bancos ofrecen diferentes tipos de plazos de pago para cancelar el dinero que se haya gastado usando esta tarjeta.

    Consideraciones a la hora de contratar productos financieros

    Sin importar el tipo de productos financieros que quieras contratar, hay ciertas cosas que debes considerar a la hora de elegir el que mejor se ajuste a tus necesidades. Algunas de las cosas que debes considerar antes de hacer una contratación son las siguientes:

    • Riesgo: el análisis de riesgo es importante sobre todo cuando los productos financieros que queremos contratar son los del tipo inversión. Esto es porque debemos asegurarnos de que nuestra inversión presentará beneficios. Es importante estudiar la entidad, su historia dentro de la inversión y las posibilidades de obtener una ganancia aún en situaciones adversas.
    • Liquidez: la liquidez tiene que ver con la posibilidad de recuperar nuestro dinero así como las condiciones de esta recuperación y el coste que esto puede tener.
    • Rentabilidad: por último debemos estudiar la rentabilidad de los productos financieros que estamos considerando adquirir. La rentabilidad tiene que ver con cuánto dinero podremos obtener y a qué coste.

    ¿Dónde se ofrecen productos financieros?

    Por lo general la mayoría de los productos financieros son ofrecidos por entidades bancarias, sin embargo, existen algunos otros tipos de entidades financieras que también están en capacidad de ofrecer este tipo de productos.

    Por ejemplo, en la actualidad hay una serie de empresas de capital privado que ofrecen préstamos o créditos así como hipotecas. Estas se manejan de la misma forma en la que se hace en los bancos con la diferencia de que no se piden vinculaciones adicionales porque estos no son bancos.

    Palabras finales

    Cuando se trata de los productos financieros entendemos que se trata de figuras que son ofrecidas por un banco o por entidades financieras. Dependiendo de lo que ofrezcan a sus clientes se diferencian por tipos y cada uno de ellos tiene como propósito ofrecer algún tipo de beneficio económico. La elección de los productos que sean ideales dependerá del estudio de riesgo que hagas y de lo que busques en una entidad que los ofrezca.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciéndote contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información