Prestamista Serio | Cómo Identificar el Ideal Para Ti

16/03/2022

Cuando se trata de pedir un préstamo, una de las preocupaciones de muchos es trabajar con un prestamista serio. Esto quiere decir, una persona o entidad que cumpla con sus responsabilidades y con quien podamos mantener una relación de trabajo seria. Si no sabes las opciones que tienes o cómo seleccionar el mejor tipo de prestamista, sigue leyendo.

En el mercado financiero existen muchos tipos de prestamistas. Algunos tienen la forma de instituciones o empresas financieras, mientras que otros pueden ser personas que se dedican a prestar dinero para obtener una ganancia.

Cualquiera que sea el tipo de prestamista con el que decidas trabajar, es importante saber qué es lo que diferencia a un prestamista serio de uno con el que no te conviene hacer ningún contrato que involucre dinero.

Índice de contenidos

    ¿Qué es un prestamista?

    prestamista serioAntes de hablar acerca de cómo puedes elegir un prestamista serio, entendamos a qué se le denomina prestamista. Como prestamista se considera a la persona o entidad que otorga una cantidad de dinero a una persona física o jurídica en forma de préstamo o crédito. El prestamista entrega al prestatario la cantidad de dinero solicitado bajo ciertas condiciones económicas preestablecidas en un contrato previamente acordado.

    El prestamista, al ser el ente que entrega el préstamo, asume luego de la firma del contrato algunos derechos sobre el prestatario como el de aplicar el cobro de los compromisos económicos pautados en el contrato de préstamo. Estos compromisos pueden incluir el cobro de intereses sobre el capital otorgado y otros tipos de comisiones o gastos. De igual forma, el prestamista retiene el derecho de tomar acciones legales en caso de que la deuda contratada no sea devuelta de la forma acordada.

    Estos derechos no están reservados a las entidades financieras, sino a cualquier persona que decida prestar dinero, siempre y cuando exista un contrato de préstamo firmado entre ambas partes.

    Tipos de prestamistas

    A la hora de elegir un prestamista serio es muy importante que sepamos que existen varios tipos de prestamistas con los que podemos trabar y cada uno de ellos contrata servicios financieros con condiciones específicas. A continuación te hablamos de todos los tipos de prestamistas con los que puedes trabajar a la hora de solicitar dinero:

    • Prestamistas particulares o privados: hay personas naturales que pueden convertirse en prestamista serio como una forma de obtener beneficios económicos en la figura de la ganancia de intereses. Se debe tener en cuenta que este tipo de préstamos suelen tener intereses muchos más altos que aquellos que se entregan en entidades financieras o bancarias.
    • Bancos: la mayoría de las entidades bancarias españolas ofrecen una variedad de préstamos tanto personales y de consumo como hipotecas. Los bancos se consideran un prestamista serio porque funcionan bajo el control del Banco de España por lo que están autorizadas a ejercer este tipo de acciones como prestamista y sus movimientos y contratos son evaluados.
    • Entidades de préstamos online: ese tipo de empresas se encargan de entregar por lo general préstamos online o funcionan como plataformas P2P. Aunque no están reguladas por el Banco de España, si están reguladas por la ley que protege a los prestatarios que obtienen créditos o préstamos de estas entidades. Encontrar un prestamista serio entre estas empresas fintech puede ser un poco más complicado porque aunque hay algunas plataformas confiables, la facilidad de la obtención de un crédito hace que se puedan presentar muchas más estafas.
    • Entidades públicas: estas son entidades gubernamentales que entregan créditos o préstamos personales o a empresas. Un buen ejemplo sería el Instituto de Crédito Oficial o ICO que funciona como mediador para la entrega de préstamos. Esta es una forma ideal de encontrar un prestamista serio, sobre todo si lo que buscas es dinero para financiar una actividad económica.

    ¿Cómo reconocer a un prestamista serio?

    Por lo general, esta respuesta dependerá del tipo de prestamista con el que decidas trabajar. Por ejemplo, es innegable que todos los bancos son prestamistas serios porque sus actividades están siendo constantemente monitoreadas por el Banco de España. Esto hace que sea mucho más difícil incumplir con sus responsabilidades como prestamistas.

    Por esto nos centraremos en cómo puedes reconocer a un prestamista serio cuando deseas trabajar con empresas en línea y con prestamistas particulares. Estas son las dos alternativas en las que más problemas puedes tener con estafas y engaños.

    Prestamista serio online

    Comencemos por una de las posibilidades que genera más inquietudes a la hora de solicitar préstamos. Desde hace algunos años las empresas prestamistas online han ido ganando clientes en España gracias a la facilidad del proceso de solicitud de sus productos, sin embargo, es esa misma facilidad la que ha causado la aparición de estafas online.

    Esto no quiere decir que no podamos encontrar un prestamista serio en línea. Muchas de estas empresas financieras con monitoreadas por entidades nacionales dedicadas a asegurarse de que funcionen de la forma correcta y de que le brinden a sus clientes un servicio seguro.

    Lo que puedes hacer para diferenciar un prestamista serio de un estafador cuando se trata de préstamos online es lo siguiente:

    • No aceptes pagar nada por adelantado: las empresas serias de préstamos online no te pedirán que pagues nada antes de que se te otorgue el préstamo y te corresponda hacer el primer pago de intereses o de capital. Este sería el primer indicador de que no se trata de un prestamista serio sino de una posible estafa.
    • Verifica que la página web sea segura: cuando una página web es segura, lo veremos en la dirección URL en la forma de un candado. Esto es la prueba de que el sitio trabaja con el protocolo Secure Socket Layer que es un certificado de seguridad que asegura que los datos introducidos en la plataforma están a salvo.
    • Sello AEMIP: Como AEMIP se entiende la Asociación Española de Micro Préstamos que es la entidad que se encarga de fiscalizar el funcionamiento de las empresas de este tipo. La presencia de este sello en alguna parte de la plataforma nos asegura que se trata de un prestamista serio.
    • Claridad en las condiciones: para que una financiera online se considere un prestamista serio, las condiciones del préstamo que quieres solicitar deben estar claras desde el principio. Esto incluye informar el porcentaje de los intereses aplicados y el cobro de comisiones.

    Prestamista serio particular

    Otro de los tipos de prestamistas que genera un poco de temor en quienes necesitan dinero son aquellos que trabajan como prestamistas particulares, es decir, las personas que prestan dinero como personas naturales. Lo que debes considerar para saber si se trata de un prestamista serio es lo siguiente:

    • Firma un contrato: esto es lo primero que debes saber para considerar a alguien como un prestamista serio. Los contratos de préstamos entre particulares son la única herramienta legal que tendrán ambas partes para reclamar sus derechos en la transacción de un préstamo. Si la persona con la que quieres trabajar se niega a redactar, firmas o a mostrarte el contrato o entregarte una copia, no se trata de un prestamista serio.
    • Incluye los intereses o comisiones en el contrato: similar al punto anterior, si una persona que otorga un préstamo no quiere incluir todos los detalles del préstamo en el contrato, incluyendo plazos de pagos e intereses y comisiones, no se puede considerar como un prestamista serio.
    • Agrega fechas exactas de entrega o cobro de dinero: estos datos son muy importantes a la hora de hacer reclamos por deudas, por lo que es importante que el contrato incluya tanto la fecha de la entrega de dinero como las estipuladas para el cobro de las cuotas o el pago total del préstamo.

    Contrato con un prestamista serio

    En la sección anterior te hemos hablado acerca de la importancia del contrato a la hora de trabajar con un prestamista particular. Este contrato de préstamo se define como un documento con peso legal que ambas partes firman y que define la naturaleza de la transacción económica que se estipula en el contrato.

    Para mayor seguridad, se recomienda que el contrato de préstamo entre particulares se firme ante un notario. Esta acción lo convierte en un tipo de documento público con el que podrías ir a in juzgado en caso de que los términos establecidos no se cumplan tal como se detallan en el documento. Adicionalmente, un prestamista serio lo haría de esa forma para asegurarse de que el proceso de préstamo es legal.

    Los datos que se deben incluir en un contrato cuando decidimos obtener dinero de prestamistas particulares son los siguientes:

    • Fecha y lugar en el que se establece y firma el contrato
    • Datos personales del prestamista y prestatario
    • Cantidad de dinero que se presta expresado tanto en números como en letras
    • Debe declarar si el préstamo conlleva intereses y de qué tipo. Esto debe explicarse detalladamente
    • Plazos y formas de devolución del dinero prestado así como de los intereses y comisiones aplicables a cada cuota o transacción como amortización adelantada o mora
    • Cualquier otra información que se considere de importancia en el contrato

    Elegir a un prestamista serio

    La elección del prestamista serio ideal para ti dependerá de muchas condiciones. Algunas de las que debes considerar son las siguientes:

    • Monto: algunas de las entidades prestamistas solo entregan lo que se conoce como microcréditos que son préstamos con montos menores de dinero. También existen otras que entregan montos más altos en caso de que necesites mayor liquidez. La elección del prestamista serio adecuado dependerá en gran medida de la cantidad de dinero que buscas.
    • Intereses: todos los préstamos bancarios o privados generan intereses que se aplican al capital otorgado. Por lo general las plataformas online aplican intereses ligeramente más altos que se basan bien en la Tasa Anual Equivalente o TAE y/o el Tipo de Interés Nominal o TIN. Siempre debes revisar los intereses para que puedas solicitar la mejor oferta por el monto que necesitas. Inclusive hay microcréditos que se entregan para clientes primerizos sin la aplicación de intereses.
    • Plazos de devolución: otra de las cosas que debes considerar cuando se trata de elegir un prestamista serio es el plazo en el que debes devolver el dinero prestado. Este por lo general dependerá del monto otorgado.
    • Comisiones y gastos: al igual que otros productos, algunos tipos de préstamos pueden generar comisiones y gastos por eventos como pagos adelantados o por mora. Esto es algo que debes considerar si quieres saber cómo elegir un prestamista serio.
    • Prórrogas: algunos prestamistas ofrecen la posibilidad de solicitar prórrogas aunque esto pueda generar cobros adicionales, sin embargo, algunas no lo permiten. Esta es otra de las condiciones que también debes estudiar.

    Todas estas características forman parte importante de la elección del préstamo ideal dependiendo de tus posibilidades de pago y el monto que necesitas solicitar. La idea es que hagas un estudio exhaustivo de estas características para que puedas seleccionar el tipo de préstamo ideal para ti y en base a eso, el prestamista serio que te lo puede ofrecer.

    Palabras finales

    Cuando se trata de elegir un prestamista serio, hay muchas opciones que podemos utilizar. Sin embargo, esta elección dependerá de lo que necesitas y de las condiciones que puedas cumplir como los plazos de devolución y los intereses aplicados. Por esto es muy importante que estudies cada opción para que elijas la mejor para ti.

    ►TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR◄

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciéndote contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información