Período de Carencia de un Préstamo | Qué Es, Cómo Solicitar

Si tienes contratado un préstamo o estás pensando en contratar uno y quieres saber qué significa y qué involucra el período de carencia de un préstamo, te explicaremos todo lo que necesitas saber acerca de esta característica propia de los préstamos.

Cuando se solicita un préstamo con una entidad financiera, se establecen los pagos que el cliente debe hacer y los plazos de estos. Esta es una condición a la que el solicitante se compromete una vez firma oficialmente el contrato de préstamo.

Sin embargo, puede que se presenten situaciones en las que el cliente sea incapaz de pagar una o varias cuotas tal y como se han establecido en el contrato firmado. Es durante estas situaciones que viene a ser útil el período de carencia de un préstamo. Veamos en detalle de qué se trata.

Índice de contenidos
  1. ¿Qué es el período de carencia de un préstamo?
    1. Tipos de período de carencia de un préstamo
  2. ¿Qué tipo de préstamos ofrecen períodos de carencia?
  3. ¿Cómo solicitar un período de carencia de un préstamo?
  4. ¿Cuánto tiempo dura el período de carencia de un préstamo?
  5. ¿Es conveniente solicitar el período de carencia de un préstamo?
  6. Palabras finales

¿Qué es el período de carencia de un préstamo?

período de carencia de un préstamo Cuando se habla desde el punto de vista financiero, la carencia se puede definir como un tiempo específico en el que alguna de las partes que hayan firmado previamente un acuerdo se ve en la imposibilidad de cumplir con las obligaciones contraídas en un contrato. Esta carencia es aplicable a varias situaciones financieras como hipotecas, seguros y, por supuesto, préstamos.

El período de carencia de un préstamo entonces se puede definir como el período de tiempo en el que el prestatario, es decir, la persona que ha solicitado el préstamo, se ve en la imposibilidad de cumplir con los pagos acarreados por la firma del contrato financiero que establece las normas de dicho préstamo.

Lee:  Offer button in corner

Al período de carencia de un préstamo también se le conoce como Período de Gracia y suele ser aplicable solo en préstamos que involucran una considerable cantidad de dinero. Esto quiere decir que para microcréditos o préstamos menores, esta figura no suele utilizarse.

Lo que caracteriza un período de carencia de un préstamo es que define una cantidad de tiempo durante la cual el beneficiario pagará una cuota menor o no pagará en absoluto las cuotas que le corresponden.

Tipos de período de carencia de un préstamo

En el mercado financiero existen dos tipos de período de carencia de un préstamo que dependerán de lo que el beneficiario pagará. Para comprender estos tipos se debe entender que cuando se pide un préstamo, la mayoría de las veces las cuotas que se pagan incluyen parte del capital recibido así como los intereses que este préstamo genera.

Tomando esto en cuenta los tipos de período de carencia de un préstamo son los siguientes:

  • Carencia parcial o de amortización: en este tipo de carencia el beneficiario del préstamo solo pagará los intereses generados por el capital que ha recibido. Esto hace que la cuota que se debe pagar sea menor a lo que se paga usualmente.
  • Carencia total: como puedes imaginar por su nombre, durante el período de carencia total, el beneficiario no pagará nada correspondiente al préstamo, ni parte del capital ni los intereses generados por este.

¿Qué tipo de préstamos ofrecen períodos de carencia?

Aunque por razones que pueden parecer obvias no todos los prestamistas o entidades financieras lo publicitan, el período de carencia de un préstamo usualmente forma parte de todos los préstamos personales incluidas hipotecas.

Por lo general esta parte del contrato se encuentra en las letras pequeñas pero no es una mala idea que si están planeando solicitar un préstamo o crees que puedes estar necesitando este período, te comuniques con la entidad con la que has hecho el contrato de préstamo y preguntes acerca de la existencia de esta función.

Lee:  Gedescoche. Qué Es, Ventajas, Desventajas, Requisitos Y Más

¿Cómo solicitar un período de carencia de un préstamo?

Si ya sabes que tu préstamo incluye dentro de las posibilidades un período de carencia de un préstamo y necesitas solicitarlo, solo debes notificar a la entidad tu intención de acogerte a esta opción. Esto debería ser suficiente en caso de que ya este tipo de situaciones estén estipuladas en el contrato.

Si por el contrario tu contrato no establece un período de carencia, no te preocupes, aún puedes tener la posibilidad de solicitar uno. En este caso, lo que debes hacer es escribir una carta dirigida a la entidad en la que expliques la situación que te lleva a pedir el período de carencia del préstamo. Una vez entregues este documento, la entidad podrá estudiar tu caso y considerar si lo conceden o no.

No dejes de leer: 5 Mejores Sitios para Pedir un Préstamo en España

¿Cuánto tiempo dura el período de carencia de un préstamo?

El período de carencia puede durar desde unos meses hasta inclusive 2 años. Este plazo usualmente queda establecido en el contrato que ambas partes firman en el momento de contratar el préstamo.

En algunas entidades se ofrecen períodos de gracia o de carencia al principio del préstamo, lo que significa que las primeras cuotas serán menores a las siguientes. Esto es mucho más común que ofrecerlos hacia el final del plazo del préstamo.

¿Es conveniente solicitar el período de carencia de un préstamo?

Para muchas personas puede que la alternativa de solicitar el período de carencia de un préstamo suene ideal, sobre todo cuando el cliente se ve envuelto en alguna situación que hace más difícil que pueda hacerse cargo de las cuotas tal y como están planteadas.

Lee:  Préstamo de 30000 Euros | Dónde Puedes Solicitarlo

El período de gracia entonces suena como un respiro necesario y conveniente independientemente del tipo de carencia que pidamos o se nos apruebe. El problema es que debemos tener claro que lo que dejamos de pagar, se nos cobrará más adelante.

Lo que sucede es que pasado el período de carencia, el cliente deberá ponerse al día con la deuda y esto muchas veces supone un aumento en lo que se debe pagar en las cuotas en comparación con las cuotas anteriores. Esto es porque los intereses aumentan y a menos que se nos ofrezca alargar el plazo de pago, debemos estar al día para hacer la cancelación a tiempo.

Si analizamos todo esto entenderemos que lo que puede parecer como un alivio momentáneo podría convertirse en un dolor de cabeza más adelante.

Es por esto que te recomendamos que solo consideres pedir el período de carencia de un préstamo cuando sea realmente necesario y estudia muy bien el tipo de carencia que sea más apropiada, no solo pensando en el momento actual, sino previendo lo que puede afectar esto las cuotas más adelante.

Recuerda que las entidades que otorgan préstamos lo hacen para obtener una ganancia por lo que toda alternativa como este período de gracia es bien planificado para no dejar de obtener beneficios del cliente a toda costa.

Palabras finales

El período de carencia de un préstamo puede ayudar al cliente cuando este está atravesando un momento de verdadera emergencia porque le alivia de cuotas imposibles de pagar reduciendo el pago a solo los intereses o permitiendo no pagar en absoluto por un tiempo determinado. Sin embargo, se debe recordar que la entidad prestamista siempre tendrá las de ganar. Esto significa que el préstamo se hará aún más costoso al aumentar el tiempo de pago y por ende los intereses.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Período de Carencia de un Préstamo | Qué Es, Cómo Solicitar puedes visitar la categoría Préstamos.

►TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR◄

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciéndote contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información