Hipoteca para Reforma de Vivienda | Qué Es, Pros y Contras

29/10/2021

Cuando quieres reformar una vivienda, bien sea que la acabes de comprar o que tengas ya unos años con ella, hay algunas alternativas que puedes probar. Una de ellas es la de solicitar una hipoteca para reforma.

Aunque muchas personas piensan primero en un préstamo cuando se trata de hacer reformas a una vivienda, la verdad es que una hipoteca puede ser una buena alternativa. Si quieres saber las ventajas y desventajas de pedir una hipoteca para reforma así como de un préstamo, te contamos todo lo que necesitas saber para que elijas la opción que se ajuste a tus necesidades.

Índice de contenidos

    Hipoteca para reforma de vivienda

    Hipoteca para reforma

    Una de las alternativas que tienes si buscas reformar tu vivienda es la de pedir una nueva hipoteca o ampliar una que ya tengas contratada con tu banco. Si tu propiedad ya está pagada, puedes contratar una nueva hipoteca sobre tu vivienda y así obtener el dinero que necesitas para financiar los trabajos que quieres hacer.

    En el caso de que estés pagando una hipoteca que hayas pedido para la adquisición de la vivienda que quieres remodelar, puedes solicitar una ampliación de hipoteca. Esto significa que el banco te otorgará dinero adicional que se sumará al capital original de tu hipoteca.

    Por lo general, contratar una hipoteca para reforma suele resultar más económico que otras opciones como pedir un préstamo. Esto es porque los intereses de las hipotecas suelen ser menores que los de cualquier préstamo personal.

    Ventajas de solicitar una hipoteca para reforma

    Solicitar una hipoteca para reforma tiene una serie de ventajas para quienes las solicitan. Algunas de las más importantes son las siguientes:

    • Menores intereses: esta es la principal ventaja de solicitar una hipoteca para reforma tu vivienda, los intereses aplicados al capital son mucho menores que en otros productos financieros crediticios que puedes usar para pagar estas mejoras.
    • Mayores plazos de pago: otra de las ventajas es que los plazos de amortización son mayores que en otros tipos de préstamos que se pueden utilizar para hacer remodelaciones. Por lo general, las hipotecas para remodelación tienen una duración de hasta 10 años. Esto quiere decir que las cuotas de pago mensuales serán menores que en préstamos con menor tiempo de pago.
    • Puedes obtener más dinero: si decides pedir una hipoteca para reforma de vivienda o si amplías la que ya contrataste, podrás solicitar mucho más dinero de lo que un préstamo te puede otorgar. Esto es gracias a que se ofrece más tiempo para que el préstamo hipotecario sea pagado.

    Desventajas de pedir una hipoteca para reforma

    Aunque hay muchas ventajas de utilizar este tipo de préstamo hipotecario para financiar una reforma, sobre todo se es una grande, también hay algunos inconvenientes de hacerlo:

    • Diferencia en los intereses: aunque los intereses son mejores que los que se pueden encontrar en otros préstamos, la verdad es que la hipoteca para reforma de vivienda cuenta con intereses ligeramente más altos que los de una hipoteca para compra de vivienda.
    • Condiciones: las condiciones de esta hipoteca son diferentes a las que la misma entidad ofrece para la compra.
    • Garantía: siempre que solicitas una hipoteca para reforma es importante saber que tu vivienda será tomada como garantía colateral ante el pago del capital es intereses.
    • Toma más tiempo: el trámite de este tipo de hipoteca suele ser un poco más largo que el de solicitar otro tipo de préstamos para reformas.

    Puede que te interese: Cuánto Tarda una Hipoteca | Proceso Paso a Paso

    Préstamos para reforma de vivienda

    Ahora que hemos hablado de la hipoteca para reforma una vivienda, veamos las condiciones de solicitar un préstamo diferente para financiar una reforma. Lo primero que debemos saber es que el tipo de préstamo que por lo general se utiliza para reformar una vivienda será un préstamo personal.

    Los préstamos personales pueden ser utilizados para reformas pequeñas porque la cantidad de dinero que se puede obtener es menor que la que puedes pedir cuando obtienes una hipoteca para reforma. Adicionalmente los intereses también suelen ser más altos y el plazo de pago será más corto.

    Ventajas de un préstamo para reforma

    Así como las hipotecas tienen algunas ventajas, también las ofrecen este tipo de préstamos. Las más importantes son las siguientes:

    • Tramitación más corta: a diferencia de la hipoteca para reforma, solicitar un préstamo personal es un trámite mucho más sencillo y rápido. Esto es porque los bancos hacen menos trámites de análisis de riesgo, que es algo que sí se hace en cualquier estudio de hipoteca.
    • Menos requisitos: cuando solicitamos un préstamo personal para hacer una reforma se pedirán muchos menos requisitos de los que necesitas entregar cuando pides una hipoteca.
    • Pocos costos: a la hora de obtener un préstamo personal el único costo que debes cubrir es el del pago del notario para oficializar el contrato de préstamo.

    Desventajas de un préstamo para reforma

    Aunque los préstamos pueden presentar algunas ventajas, también hay algunas desventajas que debes considerar:

    • Plazos más cortos: el plazo de pago de los préstamos personales siempre serán menores a los de una hipoteca.
    • Mayores intereses: si comparamos los intereses de los préstamos personales con los de una hipoteca para reforma, éstos serán mayores.
    • Menor cantidad de dinero: este tipo de préstamos ofrecen menos cantidad de dinero por lo que o puedes utilizarlo para grandes reformas.

    Préstamo Vs. Hipoteca para reforma

    Si te estás preguntando cuál de las opciones es la mejor para ti, hay algunas cosas que debes considerar a la hora de comprar ambas alternativas. Lo primero que debes saber es el costo de la reforma que quieres hacer a la vivienda.

    Si se trata de una reforma pequeña, puede que sea mejor que selecciones un préstamo personal porque las hipotecas por lo general solo otorgan grandes cantidades de dinero. Esto hace que la hipoteca para reforma de vivienda sea ideal si se trata de un trabajo más grande.

    Otra cosa que debes considerar es el plazo de pago. Cuando se trabaja con una hipoteca, el plazo mínimo de amortización será de 10 años. Esto quiere decir que pasarás todo este tiempo pagando este compromiso económico, que para algunos puede ser una buena elección pero quizás no para todos.

    Esto quiere decir que primero debes analizar cuáles son las necesidades que quieres cubrir y la cantidad de dinero que deberás utilizar para lo que quieres. Esto puede ayudarte a decidir si te conviene más un préstamo o una hipoteca para reforma.

    En cuanto a cuál es la mejor opción, se trata de una decisión completamente personal, sin embargo, te recomendamos que hagas todos los estudios necesarios acerca de las condiciones de cada producto antes de comprometerte a firmar un contrato.

    Palabras finales

    Como puedes ver, es posible solicitar una hipoteca para reforma de vivienda una vez que la propiedad está pagada. En el caso de que todavía estés pagando la hipoteca de adquisición de la vivienda, lo que puedes hacer es solicitar una ampliación al monto que ya fue otorgado para cubrir los gastos de las reformas necesarias.

    Si comparamos ambas alternativas, podemos ver que tanto la hipoteca como el préstamo tienen algunas ventajas y desventajas por lo que la elección del producto exacto para nosotros dependerá de lo que necesitemos y de las condiciones que se aplican.

    ►TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR◄

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciéndote contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información