Depósitos Estructurados | Qué Son, Riesgos y Ventajas

23/04/2022

En la actualidad, muchas entidades bancarias ofrecen una serie de productos de ahorro a sus clientes. Esta variedad hace que en ocasiones sea complicado elegir uno que nos ofrezca exactamente lo que esperamos recibir. Por eso hoy queremos hablarte de los depósitos estructurados, sus características y cómo funcionan.

Si ves las ofertas bancarias de productos de ahorro o inversión, puede que te encuentres con una larga lista y dependiendo de tu nivel de conocimiento financiero, puede que conozcas o no las características de cada uno de ellos.

Entre estos productos es posible que hayas escuchado hablar acerca de los depósitos estructurados pero no estés muy seguro acerca de qué son o cómo funcionan y qué le ofrecen a quienes los contratan. Si este es tu caso, la información que te mostraremos a continuación puede ser de gran ayuda.

Índice de contenidos

    ¿Qué son los depósitos estructurados?

    depósitos estructuradosLos depósitos son un tipo de producto que ofrece a quienes los contratan algún tipo de rentabilidad a cambio de su dinero. En el entorno bancario existen muchos tipos de depósitos, pero hoy nos centraremos en explicar el funcionamiento de los conocidos como depósitos estructurados.

    Los depósitos estructurados se entienden como un tipo específico de depósitos en los que un cliente deposita dinero en una entidad con la expectación de recibir una rentabilidad una vez que haya pasado el plazo acordado. Aunque esta definición puede ser similar a otros tipos de depósitos como los fijos, la verdad es que los depósitos estructurados tienen características que los hacen diferenciarse.

    Por lo general, los depósitos estructurados están específicamente asociados a algún activo por lo que la rentabilidad dependerá de forma directa del comportamiento de dicho activo. Esta asociación significa que este tipo de depósitos pueden conllevar riesgos mayores ya que dependen del comportamiento y rentabilidad del activo asociado. Sin embargo, por lo general se garantiza al menos la devolución de la inversión inicial aunque no se reciba rentabilidad adicional.

    Tipos de rentabilidad de los depósitos estructurados

    Cuando estamos analizando el mercado para contratar un producto financiero que nos produzca algún tipo de rentabilidad, estudiar el tipo de devolución que tendremos es una parte importante de lo que debemos considerar antes de hacer la contratación.

    En el caso de los depósitos estructurados, estos se consideran como una inversión con interés variable. Esto es porque estos intereses van a depender del comportamiento del activo financiero al que el depósito esté asociado.

    Otro de los aspectos relacionados con la rentabilidad de este tipo de depósitos que es importante que conozcas es que cuando se hace un contrato de este tipo de productos con la entidad con la que trabajes, por lo general se incluye en el contrato una cláusula que habla acerca de la rentabilidad mínima o máxima que se puede obtener con este tipo de inversión.

    Aspectos a considerar al contratar depósitos estructurados

    Así como sucede con cualquier otro tipo de inversión que estés considerando, es importante que conozcas algunos aspectos que caracterizan este tipo de depósitos. Esto es esencial para que sepas lo que puedes obtener y no te lleves sorpresas. Los aspectos más importantes a considerar son los siguientes:

    • Inversión: una de las mayores ventajas que ofrecen los depósitos estructurados es que es posible encontrar este tipo de productos por una inversión bastante pequeña considerando otros tipos de inversiones. Este tipo de depósitos pueden ser contratados también por montos superiores, por lo que es importante que conozcas lo que tu entidad te pedirá para contratar uno de estos productos.
    • Activo: otro de los aspectos que debes considerar es el activo subyacente al que tu inversión estará ligado. Esto puede darte alguna idea acerca de la rentabilidad que puedes obtener.
    • Rentabilidad: este aspecto de los depósitos estructurados está ligado de forma directa con el punto anterior. Esto quiere decir que el porcentaje de ganancia que tu inversión genere estará ligado de forma directa al comportamiento del activo subyacente.
    • Plazo de duración: cuando se trata de contratar un producto financiero que generará ganancias para ti, estudiar el plazo de vencimiento es vital. Este es el plazo en el que el porcentaje de ganancia que tu inversión haya generado. Estos plazos pueden ser cortos, medianos o largos y por lo general las ganancias obtenidas también dependerán de estos plazos.
    • Fecha de medición final: cuando trabajamos con este tipo de depósitos estructurados, por lo general el comportamiento del activo subyacente en el mercado es lo que indicará nuestra ganancia. Lo que se conoce como fecha de medición final es la última medición del comportamiento del activo antes de la fecha en la que nuestro contrato termine y recibamos las ganancias.
    • Liquidación: como liquidación se define el proceso en el que el banco o entidad nos pagará los intereses de nuestra inversión. Esta liquidación de intereses puede ser mensual, trimestral, anual o al final del plazo contratado del depósito. Esto debe estar determinado en el contrato.
    • Cancelación: los clientes que contraten depósitos estructurados no podrán tener acceso al dinero que han invertido hasta que el plazo de devolución culmine. Es posible que la entidad con la que trabajes incluya una cláusula que detalle los aspectos de la cancelación anticipada. Este es el proceso en el que el cliente solicita su dinero antes de la culminación del plazo. Por lo general, se devolverá el 100% de la inversión inicial pero es posible que se pierda la rentabilidad de la inversión.
    • Productos asociados: otro aspecto que es importante que conozcas acerca de la contratación de depósitos estructurados es que es muy probable que se te solicite que contrates otros productos bancarios a la hora de establecer uno de estos depósitos. Estos pueden incluir cuentas bancarias o tarjetas de crédito, pero dependerá de la entidad con la que decidas trabajar.
    • Comisiones: una de las preguntas más comunes entre las personas que están considerando contratar uno de los depósitos estructurados que se ofrecen en el mercado es si este contrato genera algún tipo de comisiones. La respuesta general es que no, usualmente la contratación de este producto no genera comisiones.

    Liquidez de los depósitos estructurados

    En lo que respecta a la liquidez de este tipo de depósitos, es importante entender que a diferencia de otro tipo de productos similares y otros depósitos, si el cliente quiere retirar su inversión o terminarla antes de que se cumpla el plazo de vencimiento, es posible que no lo pueda hacer, lo que efectivamente significa que no podrá recibir su inversión inicial cuando lo desee.

    Este es uno de los aspectos negativos que se pueden considerar acerca del funcionamiento de este tipo de depósitos porque en algunos casos en los que se permite la liquidación anticipada, se penalizará esta acción. Esto adicional al hecho de que el cliente perderá la rentabilidad.

    Protección de los depósitos estructurados

    Si estás interesado en hacer una inversión de este tipo puede que te estés preguntando si se trata de un producto que esté protegido de alguna forma. En lo que respecta a esto, puedes estar seguro de que tu inversión en depósitos estructurados está protegida por la ley. De hecho, este producto así como otros ofrecidos por la banca nacional están amparados bajo el Fondo de Garantía de Depósitos.

    Este fondo les asegura a los inversionistas que contraten este producto que en el caso de que la entidad se declare en banca rota, estos podrán obtener la inversión inicial hecha en el depósito por hasta 100.000€ en cada entidad en la que tengan contratado un servicio de este tipo.

    No dejes de leer: Fondos de inversión de Abanca | Tipos y Requisitos

    Impuestos asociados a los depósitos estructurados

    Tal y como sucede con cualquier tipo de ingresos, aquellos devengados por las rentabilidades de los depósitos estructurados están sujetos al pago de impuestos. El porcentaje de estos impuestos depende del monto que recibas:

    • 6000€ o menos: 19%
    • De 7000€ a 44000€: 21%
    • A partir de 50000€: 23%

    Ventajas de los depósitos estructurados

    Las ventajas más relevantes que debemos considerar acerca de este tipo de depósitos son las siguientes:

    • Puedes contratar depósitos estructurados con inversión mínima
    • Protección de la inversión por el Fondo de Garantía de Depósitos
    • Riesgo limitado
    • Potencial de alta rentabilidad

    Desventajas de los depósitos estructurados

    No todo es ideal en este tipo de inversiones. Las siguientes son lagunas de las desventajas de estos depósitos:

    • Falta de liquidez
    • Potenciales penalizaciones por retiro de dinero adelantado
    • No se conocerá la rentabilidad hasta el vencimiento del plazo

    Palabras finales

    Siempre que estés considerando adquirir un producto financiero con la idea de obtener un beneficio monetario es importante conocer todas las características de los productos que has considerado. Esto es vital para que sepas elegir el producto ideal para ti. Por esto, si has considerado contratar este tipo de depósitos estructurados, debes conocer los detalles del contrato ofrecido por la entidad con la que deseas trabajar antes de hacer la contratación.

    ►TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR◄

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciéndote contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información