Depósitos Con Regalo | Qué Son y Cómo Funcionan

23/04/2022

Uno de los productos bancarios de los que los españoles pueden disfrutar son los depósitos. Estos productos que han estado presentes desde hace muchos años están diseñados para premiar al cliente por su confianza en el banco, sin embargo, ese premio puede presentarse en diferentes formas. Hoy queremos hablarte de los depósitos con regalo.

Puede que hayas escuchado acerca de los depósitos con regalo, también llamados depósitos en especie, pero no sepas exactamente de qué se trata o cómo funcionan y si te conviene una oferta de este tipo o no como cliente de una entidad.

Hoy queremos hablarte acerca de lo que son este tipo de depósitos y las características que los definen así como algunas recomendaciones que debes considerar a la hora de contratar un producto de este tipo.

Índice de contenidos

    ¿Qué son los depósitos con regalo?

    depósitos con regaloLo que se conocen como depósitos con regalo son una especie de depósitos en los que el cliente entrega al banco una cantidad específica de dinero con la idea de recibir una ganancia al finalizar el contrato.

    Hasta aquí la definición es bastante similar a la de otros tipos de depósitos, sin embargo, lo que hace a los depósitos con regalo diferentes es que la remuneración obtenida no será entregada al cliente en forma monetaria sino en forma de regalos. Estos regalos por lo general suelen ser algún producto que puede resultarle atractivo a los clientes o al menos a la mayoría de ellos

    La idea es que estos regalos sean representativos de la rentabilidad económica obtenida por el depósito en el período de tiempo por el que se hace el contrato de depósito.

    Una de las diferencias que se pueden apreciar entre los depósitos con regalo y otros depósitos fijos es que estos regalos por lo general se les ofrecen a los clientes al inicio del contrato, es decir, en el momento en el que inicia el depósito. Esto a diferencia de otros tipos de depósitos en los que la rentabilidad de tipo monetario se deposita al finalizar el contrato.

    ¿Qué tipos de regalos se ofrecen?

    Si has estado pensando en los depósitos con regalo y en si te convienen o no, puede que una de las cosas que te interese saber es exactamente qué tipo de regalos se ofrecen. La verdad es que estos han cambiado con los años de la misma forma en la que los clientes de la banca han ido cambiando.

    Anteriormente se ofrecían cosas de uso doméstico como por ejemplo artefactos electrónicos u objetos para la cocina como vajillas o cubiertos. Sin embargo, los clientes modernos, sobre todo los más jóvenes, no están interesados en estas cosas. Esto ha llevado a los bancos a ofrecer regalos de mayor demanda como teléfonos inteligentes, televisores o tablets.

    Por lo general los bancos calculan la rentabilidad de estos depósitos con anticipación para poder hacer una comparación con los regalos que ofrecen y así poder establecer cuál es el ideal para cada cliente dependiendo de la cantidad de dinero que éste deposite y el plazo de duración del contrato.

    ¿Cómo funcionan los depósitos con regalo?

    La forma en la que este tipo de depósitos funciona es bastante similar a cómo otros tipos de estos productos bancarios funcionan. Por lo general las entidades bancarias tienen montos preestablecidos para los depósitos y en base a estos montos, ofrecen el regalo correspondiente a la remuneración que este producto ofrecería al cliente.

    Como ya hemos dicho, muchos de los bancos que aún tienen la oferta de depósitos con regalo ofrecen este tipo de remuneración al inicio del contrato y esto en sí trae consigo ciertas condiciones específicas a este producto.

    Por ejemplo, la mayoría de los contratos de este tipo de depósitos especifican que si el depósito se rompe antes del tiempo estipulado, el cliente deberá hacerse responsable por devolver al banco el valor del regalo que le ha sido otorgado. La razón de esto es que el regalo se entrega en consideración del valor total de la remuneración calculado entre el monto de dinero del depósito y el tiempo total del depósito. Al no alcanzar el tiempo completo del contrato, la remuneración sería mucho menor por lo que el valor del regalo sería superior a lo que se obtendría si el contrato se rompe antes de lo firmado.

    ¿Por qué se ofrecen los depósitos con regalo?

    Con lo que sabemos hasta ahora, es probable que te preguntes cuáles son las razones por las que los bancos podrían ofrecer estos depósitos con regalo. La verdad es bastante sencilla y podemos condensarla en dos partes.

    Por una parte, los objetos ofrecidos puede que tengan en la mente del cliente un valor mucho mayor al que monetariamente de hecho tienen. Es decir que es común que en la mente de los potenciales ahorradores, estos regalos sean mucho más valiosos de lo que realmente son. Esto pone a los bancos en una posición de ventaja porque saben que están ofreciendo algo que tiene un alto valor en los ojos de los potenciales clientes.

    Y por último, el secreto es que a los bancos estos regalos no les cuestan lo que nos costaría a nosotros si los compráramos en una tienda. Por lo general las entidades que ofrecen depósitos con regalo compran al mayoreo los artículos que esperan ofertar, lo que quiere decir que nunca pagarán lo que realmente nosotros consideramos que cuestan.

    Lo que esto quiere decir es que en realidad, muchas veces los clientes no estarán recibiendo la rentabilidad esperada en la forma de un producto, sino probablemente menos dinero del que podríamos recibir si contratamos un tipo de depósito en el que la rentabilidad se nos entregue en efectivo.

    ¿Cuándo nos convienen los depósitos con regalo?

    Luego de haber leído el segmento anterior puede que creas que no hay ningún momento en el que este tipo de depósitos con regalo pueda convenirnos, sin embargo, puede que si sean correctos para algunos clientes.

    Uno de los mejores casos en los que este tipo de depósitos pueden ser beneficiosos es cuando queremos contratar depósitos con regalo a largo plazo. En muchos de estos casos los clientes no quieren esperar mucho tiempo antes de obtener su remuneración y tomando en cuenta que en este tipo de producto la remuneración se ve al inicio del contrato, puede ser una buena idea.

    Esto resulta sobretodo ideal si de todas maneras el cliente quiere adquirir el regalo que el banco le está ofreciendo. En este caso resulta excelente que se nos entregue al inicio del contrato.

    ¿Qué debes tener en cuenta a la hora de contratar depósitos con regalo?

    Ahora que sabes cómo funcionan los depósitos con regalo queremos hablarte acerca de las consideraciones que debes tomar en cuenta en caso de que te parezca atractiva este tipo de oferta:

    • Importe del depósito: tal y como pasa en otros productos similares, cuando se trata de depósitos con regalo los bancos establecerán un monto mínimo y uno máximo para contratar. De estos montos dependerá el regalo que obtendremos dependiendo de la remuneración. Esto quiere decir que a mayor cantidad de dinero depositado, mayor será el valor del regalo ofrecido.
    • Intereses: este tipo de depósitos trabajan con intereses aplicados al capital en los que se basa la remuneración ofrecida, en este caso, en la forma de regalos. Estos depósitos trabajan con la Tasa Anual Equivalente o TAE y este porcentaje nos puede ayudar a determinar si la rentabilidad vale la pena.
    • Cancelación anticipada: los depósitos con regalo son bastante estrictos en lo que respecta a las políticas de cancelación del contrato. Esto es porque al entregar la remuneración en la forma de un regalo de manera anticipada, el cliente no tiene la misma libertad de cancelar el depósito antes de que se cumpla el período de vencimiento establecido en el contrato.
    • Utilidad del regalo: por último, pero no menos importante, el cliente debe considerar si el regalo que se nos ofrece nos resulta realmente útil o no. Si se trata de un producto que de todas formas deseamos, quizás nos resulte ideal contratar este tipo de producto.

    ¿Cómo tributan los depósitos con regalo?

    Si conoces acerca de los depósitos que pagan su remuneración en metálico sabrás que estas ganancias tributan por lo que no es extraño que te preguntes si los depósitos con regalo lo hacen de la misma forma. La respuesta corta es que sí. Los regalos que recibimos se consideran objetos de tributación porque se toman como remuneración de productos bancarios.

    El regalo que recibamos debe ser declarado como rendimiento de capital sin importar de qué tan bajo sea el precio comercial de este regalo. La forma en la que la tributación se establece según el precio del objeto es la siguiente:

    • Por debajo de 6000€: 19%
    • Entre 6000€ y 50000€: 21%
    • Por encima de 50000€: 23%

    Sin embargo, aunque se utiliza como guía la misma que se aplica ante las remuneraciones en metálico, es importante hacer notar que en la mayoría de los depósitos con regalo la remuneración que obtendremos rara vez será superior a los 6000€, lo que significa que lo más común es pagar solo el 19%.

    Puede que te interese: Fondos de inversión de Abanca | Tipos y Requisitos

    Ventajas de los depósitos con regalo

    Algunas de las ventajas que ofrecen los depósitos con regalo a sus clientes son los siguientes:

    • Recibiremos el regalo ofrecido de forma anticipada, es decir, al momento de firmar el contrato del depósito y entregar el dinero
    • Podremos hacernos con el regalo sin tener que adquirirlo, es decir, sin tener que hacer una compra directa con nuestro dinero
    • Los depósitos con regalo son una inversión segura ya que se trata de un producto cubierto por el FGD

    Desventajas de los depósitos con regalo

    Así como hay ventajas con estos productos, hay algunos inconvenientes, principalmente los siguientes:

    • No obtendremos ninguna otra remuneración por nuestro dinero
    • Si queremos hacer una cancelación anticipada tendremos que pagar compensación por el valor del regalo obtenido
    • Los regalos obtenidos tributan de igual forma que las remuneraciones metálicas

    Palabras finales

    Los depósitos con regalo con productos financieros menos comunes que otros tipos de depósitos, sin embargo, todavía se ofrecen en el mercado. Por esto es importante que sepamos cómo funcionan y si nos convienen o no antes de tomar la decisión de contratarlos.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciéndote contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información