¿Cuál es la forma más barata de mudarse fuera del estado?

Mudarse fuera del estado puede costar miles de dólares, pero hay algunas cosas que puedes hacer para que te salga barato. Entre ellas, ahorrar dinero con antelación, encontrar cajas y suministros de mudanza gratuitos, e incluso completar la mudanza tú mismo sin la ayuda de profesionales de la mudanza.

Si alguna vez te has mudado, probablemente sabes lo caro y estresante que puede ser. Incluso trasladarse de una parte de la ciudad o de una parte del estado a otra puede ser caro, así que sólo puedes imaginar el coste de trasladarse a un estado completamente diferente.

Si tienes planeada una gran mudanza, probablemente te estés preguntando cuál es la forma más barata de mudarse fuera del estado. Ahorrar dinero ahora puede significar más para tu nuevo hogar sin devastar tus finanzas. En esta guía, compartiremos el coste medio de una mudanza fuera del estado, así como algunas formas de ahorrar dinero en el proceso. Aquí tienes 11 consejos para ayudarte a mudarte con un presupuesto.

Índice de contenidos
  1. ¿Cuánto cuesta una mudanza fuera del estado?
  2. 1. Empieza a ahorrar pronto
  3. 2. Desordenando antes de la mudanza
  4. 3. Encuentra material de embalaje gratuito
  5. 4. Haz tu mudanza tú mismo en lugar de contratar a profesionales de la mudanza
  6. 5. Compara los servicios
  7. 6. Pide un estipendio por traslado
    1. Consejo profesional
  8. 7. Consigue la ayuda de amigos o familiares
  9. 8. Muévete en días libres o en temporada baja
  10. 9. Envía tus pertenencias
  11. 10. Conoce qué seguro necesitas y cuál no
  12. 11. Aprovecha los puntos de las tarjetas de crédito
  13. Preguntas frecuentes
    1. ¿Cuál es la forma más barata de trasladarse a otro estado?
    2. ¿Qué no debes trasladar a larga distancia?
    3. ¿Cuánto debes ahorrar si te mudas fuera del estado?
  14. Puntos clave

¿Cuánto cuesta una mudanza fuera del estado?

Según la Asociación Americana de Mudanzas y Almacenamiento, la mudanza media de larga distancia cuesta unos 4.300 dólares. Esta cifra se basa en una distancia de 1.225 millas y un peso de 7.400 libras.

Por supuesto, tus costes podrían ser más altos o más bajos, dependiendo de dónde te mudes. Podrías pagar menos si te mudas sólo a un estado en lugar de a otra parte del país. Por otro lado, si tienes más pertenencias que la media, tu mudanza podría ser más cara.

También es importante tener en cuenta que esta cifra sólo muestra el coste medio de contratar a profesionales de la mudanza para trasladar tus pertenencias. No incluye ningún otro coste asociado a tu nuevo hogar, como el pago inicial o la fianza, el amueblamiento de tu nueva casa o cualquier otra cosa. Si añades otros costes, podrías gastar fácilmente 10.000 dólares en tu mudanza antes incluso de hacer el pago inicial.

1. Empieza a ahorrar pronto

Si te vas a mudar fuera del estado, prevé que sea caro. Lo último que quieres es decirte a ti mismo que lo harás de forma barata, sólo para acabar endeudándote con la tarjeta de crédito para pagarlo.

En primer lugar, siéntate y haz una lista de todos los gastos previstos durante la mudanza. Haz una estimación de lo que esperas que te cueste, y luego añade un tope a cada uno. Una vez que tengas una idea de lo que te costará la mudanza, empieza a ahorrar para los gastos de la misma lo antes posible.

Lee:  Descubre la tarjeta Tarjeta de crédito Conexión, pago, atención al cliente

Recuerda que ahorrar para la mudanza por adelantado y pagar en efectivo es la forma más barata de hacerlo, ya que te ayuda a evitar el pago de los intereses de la tarjeta de crédito por los gastos de la mudanza para los que no tenías dinero. Si pagar en efectivo no es una opción, pero no quieres utilizar tu tarjeta de crédito, considera la posibilidad de buscar un préstamo personal para ayudarte con los gastos de la mudanza.

2. Desordenando antes de la mudanza

La mudanza es un buen momento para desorganizar. Pero el mayor error que comete mucha gente es desordenar mientras desempaca sus pertenencias en su nueva casa. Cuando lo haces así, acabas pagando por trasladar un montón de objetos que ni siquiera querías.

En lugar de desordenar una vez que llegues a tu nueva casa, hazlo antes de la mudanza. Mientras empacas cada habitación, puedes preguntarte sinceramente si necesitas cada objeto. Los que no quieras o necesites, puedes venderlos para ayudarte a pagar los gastos de la mudanza.

3. Encuentra material de embalaje gratuito

El coste de las cajas de la mudanza y otros materiales de embalaje puede suponer una gran cantidad de dinero cuando empacas una casa entera. La buena noticia es que probablemente puedas encontrarlos gratis en lugar de pagar por ellos.

Hay muchos lugares donde encontrar material de mudanza gratis, como el Mercado de Facebook, un grupo local de Facebook de "no comprar nada", Craigslist, Freecycle y otros. También puedes conseguir algunas cajas de mudanza gratis en tu lugar de trabajo o preguntar a amigos y familiares si pueden conseguir algunas.

4. Haz tu mudanza tú mismo en lugar de contratar a profesionales de la mudanza

Contratar a profesionales de la mudanza es uno de los mayores gastos asociados a una mudanza a campo traviesa. Este servicio suele costar miles de dólares, y las mudanzas de larga distancia serán más caras que las de corta duración. Si te sientes seguro haciendo el trabajo pesado tú mismo, puedes hacer el trabajo tú mismo en lugar de gastar dinero en servicios de mudanza.

Si decides renunciar a los profesionales, tienes varias opciones. La opción más obvia es alquilar un camión de mudanzas para atravesar el país. También puedes mirar los contenedores de mudanza, que pueden ser más baratos en algunos casos. Por último, si vas a trasladar un número relativamente pequeño de pertenencias y no tienes muebles de gran tamaño, una furgoneta de carga o una camioneta podría ser suficiente.

5. Compara los servicios

Tanto si vas a contratar una mudanza como si sólo vas a alquilar un camión de mudanzas, no te limites a firmar con la primera empresa con la que hables. Los precios pueden variar drásticamente de una empresa a otra. La mejor manera de reducir los costes es buscar la mejor oferta.

Incluso puedes utilizar los presupuestos de una empresa de mudanzas más asequible para negociar con la empresa con la que realmente quieres trabajar.

6. Pide un estipendio por traslado

Si te trasladas a un nuevo estado por un nuevo trabajo, considera la posibilidad de pedir a tu nuevo empleador que pague tus gastos de mudanza. Los estipendios por traslado no son tan infrecuentes, y muchas empresas pagan miles de dólares para ayudar a sus nuevos trabajadores a mudarse.

Consejo profesional

Si aún no has aceptado el nuevo trabajo, negocia el estipendio por traslado como parte de tu paquete de compensación. Incluso si sólo te vas a trasladar a una distancia relativamente corta, la empresa puede estar dispuesta a pagarlo si cree que eso hará que aceptes la oferta de trabajo.

7. Consigue la ayuda de amigos o familiares

Si vas a prescindir de la empresa de mudanzas profesional y vas a hacer la mudanza tú mismo, considera la posibilidad de pedir ayuda a amigos o familiares. Dependiendo de dónde vivan, podrían aceptar ayudarte a empaquetar el camión de alquiler en tu casa actual o ayudarte a desempaquetarlo en la nueva. Un ser querido podría incluso aceptar hacer todo el viaje contigo para ayudarte a empaquetar y desempaquetar.

Lee:  ¿Qué es el ingreso no ganado? Definición y ejemplos

Recuerda que ayudar a alguien a mudarse es un gran favor, sobre todo si viajas con él a otro estado. Busca una forma de dar las gracias a tus seres queridos, y asegúrate de devolver el favor si se presenta la oportunidad.

8. Muévete en días libres o en temporada baja

Como la mayoría de las cosas, las mudanzas son más caras cuando hay mucha gente haciéndolas. La demanda de camiones y servicios de mudanza aumenta, lo que significa que las empresas pueden aumentar sus precios. Ciertas estaciones, como la primavera y el otoño, pueden ser más caras para mudarse, ya que es cuando se muda mucha gente. Además, probablemente puedas ahorrar dinero si te mudas a mitad de semana en lugar de un sábado.

9. Envía tus pertenencias

En lugar de meter todas tus pertenencias en un camión de mudanzas, considera la posibilidad de meterlas en cajas y enviarlas a tu nueva casa. Te estarán esperando cuando llegues.

Este método puede ser incluso más atractivo para las personas que se mudan solas. Así no tendrás que preocuparte de llevar tu vehículo y un camión de mudanzas a tu destino. Simplemente puedes enviar tus pertenencias y luego conducir hasta tu nuevo hogar en tu propio vehículo.

10. Conoce qué seguro necesitas y cuál no

Casi cualquier servicio -incluidos los servicios profesionales de mudanza o el camión de mudanzas- que compres para ayudarte con tu mudanza ofrecerá algún tipo de seguro. Estas pólizas se venden como una forma de eliminar tu responsabilidad en caso de que algo vaya mal.

Por ejemplo, si tienes un accidente con un camión de mudanzas, el seguro pagará los daños en lugar de que te llegue la factura. Algunas empresas de mudanzas también pueden ofrecer un paquete de seguros para pagar los objetos que se dañen en la mudanza.

En algunos casos, estas pólizas no son necesarias. Por ejemplo, es posible que las empresas de mudanzas profesionales ya tengan una partida en el contrato que diga que pagarán todo lo que dañen sus operarios. Y puede que tengas una tarjeta de crédito que tenga un seguro para determinados alquileres de vehículos.

Dicho esto, hay algunas pólizas que quizá quieras contratar. Algunas tarjetas de crédito ofrecen pólizas de seguro de coches de alquiler que cubren los vehículos, pero no los camiones de mudanzas. También puedes buscar pólizas que cubran específicamente los vehículos de alquiler.

11. Aprovecha los puntos de las tarjetas de crédito

Este consejo no es exactamente una forma de abaratar el proceso de mudanza, sino de ayudarte a ganar un poco de dinero extra con las compras que haces de todos modos. Con una tarjeta de crédito de devolución de dinero, puedes ganar entre un 1% y un 2% de devolución en todas tus compras. Y si tienes una tarjeta de crédito para viajes, algunos de tus gastos de mudanza pueden incluso contar como compras de viajes, permitiéndote ganar puntos de viaje.

Lee:  Inicio de sesión con tarjeta de crédito de Atwoods, pago, servicio al cliente

Incluso si piensas cargar los gastos de la mudanza en una tarjeta de crédito, asegúrate de que has ahorrado lo suficiente para cubrir todo y paga la tarjeta de crédito de inmediato. De lo contrario, acabarás pagando intereses por tus compras, lo que anula cualquier beneficio que te proporcionen las recompensas de la tarjeta de crédito.

Preguntas frecuentes

¿Cuál es la forma más barata de trasladarse a otro estado?

Contratar una empresa de mudanzas es la parte más cara de la mudanza a otro estado. Por tanto, la estrategia más rentable es encargarse de la mudanza uno mismo en lugar de contratar a profesionales.

¿Qué no debes trasladar a larga distancia?

Evita trasladar cualquier cosa que no necesites, especialmente cosas de las que pienses deshacerte de todos modos cuando llegues a tu nuevo hogar. Por ejemplo, los muebles que piensas vender o guardar en un almacén.

¿Cuánto debes ahorrar si te mudas fuera del estado?

La cantidad que debes ahorrar para tu mudanza depende de varios factores, como la distancia a la que te mueves, si vas a contratar a los servicios de mudanza y si hay costes asociados a tu nueva casa.

Una mudanza de larga distancia puede costar hasta 10.000 dólares. La mejor manera de calcular cuánto ahorrar es sentarse y sumar los costes previstos, junto con un poco de margen por si te pasas del presupuesto de la mudanza.

Puntos clave

  • El coste medio de la mudanza a otro estado es de unos 4.300 dólares. Sin embargo, eso sólo incluye los gastos reales de la mudanza y no los gastos en los que incurras para tu nuevo hogar.
  • La parte más cara de una mudanza a través del país es la contratación de una empresa de mudanzas. Puedes ahorrar mucho dinero si haces este trabajo tú mismo.
  • Hay varias formas de reducir los costes de la mudanza, como desordenando antes de la mudanza, enviando tus pertenencias con antelación o mudándote en días libres.
  • Ahorra todo el dinero que puedas para tu mudanza, para evitar pasar meses pagando los intereses de las tarjetas de crédito por esas compras.
Ver fuentes del artículo
  1. Página de inicio - Asociación Americana de Mudanzas y Almacenamiento
  2. Gastos de traslado y tarifas reembolsables - Administración de Servicios Generales de EE.UU
  3. 7 sencillos pasos para crear un presupuesto exitoso - SuperMoney
  4. 11 movimientos de dinero inteligentes que puedes probar hoy mismo - SuperMoney
  5. 10 decisiones de finanzas personales para proteger a tu familia - SuperMoney
  6. 14 consejos prácticos para alcanzar la libertad financiera - SuperMoney
  7. ¿Cuánto dinero debo ahorrar antes de mudarme? - SuperDinero
  8. La guía definitiva para hacer un presupuesto - SuperMoney

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Cuál es la forma más barata de mudarse fuera del estado? puedes visitar la categoría Créditos.

►TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR◄

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciéndote contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información