Crédito con Garantía Hipotecaria | Qué Es, Cómo Funciona

07/09/2021

En el Mercado financiero existen una variedad de tipos de créditos que se pueden solicitar a la hora de hacer frente a una emergencia económica. Uno de ellos es el crédito con garantía hipotecaria.

Aunque puede que muchos confundan este tipo de crédito con una hipoteca la verdad es que no se trata de lo mismo. Si quieres saber más acerca de este tipo de créditos, tenemos toda la información que necesitas a continuación.

Índice de contenidos

    ¿Qué es un crédito?

    Antes de comprender qué es un crédito con garantía hipotecaria, veamos algunos conceptos que es importante que sepamos. Primero, debemos definir un crédito que es un préstamo de dinero que se hace a una entidad o persona y que esta debe devolver bien en un solo pago o en varias cuotas.

    Por lo general este préstamo incluye el pago de intereses que se sumaran al monto inicial entregado y que igualmente pueden ser cobrados al final junto al capital o sumarse en cada pago mensual que se haga.

    También es posible que se pida un aval o garantía al solicitante como una forma de asegurar que el dinero prestado será devuelto.

    Crédito con garantía hipotecaria

    crédito con garantía hipotecaria

    Ahora que sabemos qué es un crédito y cómo funciona a grosso modo, podemos definir qué es un crédito con garantía hipotecaria. Este es un tipo de crédito o préstamo personal el que el solicitante utiliza una propiedad o inmueble como garantía del dinero prestado.

    Esto quiere decir que el solicitante pone a disposición de la entidad crediticia la propiedad de la vivienda usada como garantía para que sirva como medio de pago en caso de que el prestatario no cumpla con sus compromisos de pago.

    ¿Cómo funciona el crédito con garantía hipotecaria?

    Este tipo de créditos es por lo general entregado por una entidad bancaria o financiera. Se trata de un préstamo con garantía que por lo general incluye un monto de dinero que sea lo suficientemente alto como para requerir un aval o garantía.

    Al ofrecer esta garantía, el solicitante debe comprender que lo que hace una garantía es asegurar a la entidad que el dinero prestado será devuelto de alguna manera.

    Lo que sucede cuando el solicitante no paga sus compromisos con el crédito es que el banco o la entidad financiera tendrá entonces el derecho el tomar posesión de la vivienda que se ha ofrecido como aval del crédito.

    Este tipo de crédito se puede pedir aún si pesa una hipoteca sobre la vivienda que se usará como aval siempre y cuando se haya pagado al menos el 80% del valor total de compra de la misma.

    Los plazos de pago del crédito con garantía hipotecaria suele ser bastante largos porque usualmente se trata de una cantidad de dinero más alta que la que se otorga en otros créditos. Usualmente estos créditos tienen un plazo de entre 10 y 20 años.

    Puede que te interese: Hipoteca 100 financiación | Qué Es, Cómo Obtenerla

    Tipos de crédito con garantía hipotecaria

    La definición inicial de un crédito con garantía hipotecaria nos habla de que se trata de préstamos en los que se usa una vivienda como garantía. Pero hay varios tipos de créditos que aceptan este tipo de aval:

    • Crédito con garantía hipotecaria para compra de vivienda: algunos créditos para compra de viviendas funcionan poniendo la propia vivienda como garantía. Esto quiere decir que si el crédito hipotecario no es pagado, el banco tomará posesión de la vivienda.
    • Crédito con garantía hipotecaria de destino libre: este tipo de crédito significa que el dinero que el banco otorga puede ser utilizado para cualquier tipo de gasto que se desee.
    • Sustitución de hipotecas: el otro tipo de crédito con garantía hipotecaria es aquel que un banco entrega a un individuo para hacer un cambio de hipoteca a este bando desde otra entidad. El banco actual prestará el dinero para que canceles la deuda con el banco en el que originalmente contrataste el crédito de compra y luego refinanciará la deuda con la vivienda como aval.

    Intereses del crédito con garantía hipotecaria

    Este tipo de créditos manejan intereses como cualquier tipo de producto crediticio que se contrate con una entidad bancaria. Esto quiere decir que se maneja con TIN y TAE. El porcentaje de estos intereses dependerá de la entidad bancaria con la que contrates el crédito.

    Lo importante es que esto es algo que debes estudiar muy bien antes de solicitar este tipo de préstamos. Esto es aún más importante en estos casos porque será tu vivienda el aval, lo que significa que si contratas un crédito que no puedes pagar, podrías terminar perdiendo esta vivienda.

    Ventajas de un crédito con garantía hipotecaria

    • Este tipo de créditos puede ser solicitado con personas que tienen problemas con su historial crediticio como aquellos inscritos en ASNEF porque se ofrece la vivienda como avalo lo que para la entidad financiera representa una buena garantía de su inversión
    • Su puede pedir dinero adicional del crédito siempre que se ajuste al valor de la propiedad
    • La vivienda puede seguir habitándose sin ningún problema mientras se usa como garantía
    • Los plazos de pago de este crédito son por lo general tan largos como los de un crédito de adquisición de vivienda

    Desventajas del crédito con garantía hipotecaria

    • La primera desventaja es que si no se puede cumplir con los compromisos del pago del crédito, es muy probable que se pierda la vivienda usada como garantía
    • Los intereses de este tipo de créditos en muchas ocasiones serán más altos que otros créditos personales lo que puede hacerlos más difíciles de pagar
    • Muchas veces los deudores de este tipo de créditos deben vender la propiedad para poder pagar el crédito al banco

    Consejos antes de pedir un crédito con garantía hipotecaria

    Cualquier tipo de crédito o préstamo trae consigo una serie de riesgos, pero evidentemente uno en el que se usa como garantía de pago nuestra vivienda conlleva uno extra. Por esto es vital que antes de adquirir legalmente el compromiso de un crédito con garantía hipotecaria estudiemos muy bien los intereses y los plazos que nos esperan por el plazo del crédito para asegurarnos de que podremos cumplir con los compromisos de pago.

    Otra cosa que debemos hacer es estudiar las propuestas de varias entidades bancarias para poder tomar una decisión correcta. Diferentes bancos ofrecen diferentes montos, intereses, formas de pago y plazos de pago así que lo mejor que podemos hacer es ver los números con atención para poder elegir el crédito correcto en la entidad adecuada.

    Con respecto a la entidad con la que contratemos este crédito, es importante que nos esmeremos en verificar que se trata de un lugar seguro y confiable, preferiblemente un banco establecido que tenga buenas referencias y no una entidad financiera desconocida. Esto nos asegurará que el contrato se cumpla y que no haya sorpresas durante el plazo de pago.

    Asegúrate de que el representante del banco te explique todo con respecto al crédito y sus condiciones, si hay algún punto que no comprendes, no guardes silencio, solicita que se te explique con más claridad. Es vital que conozcas todo con respecto al crédito que vas a contratar.

    Finalmente, no solicites un crédito con garantía hipotecaria a menos que realmente necesites el dinero solicitado para algo importante. Sin importar la razón, no debes comprometerte en créditos de este o ningún tipo por razones banales porque en caso de no pagar, perderás tu vivienda, lo que es una consecuencia muy seria para tomar el riesgo sin pensarlo dos veces.

    Palabras finales

    El crédito con garantía hipotecaria puede ser una solución para gastos grandes e imprevistos o para resolver emergencias pero sin dudas es una decisión que debe tomarse con mucha atención por el enorme riesgo que representa. No solo los intereses pueden ser más altos y los pagos mayores, sino que la propiedad de la vivienda estará en juego en caso de no poder cumplir los compromisos.

    ►TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR◄

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciéndote contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información