Contrato de Prácticas | Características, Salario y Más

27/04/2022

Desde hace algunos años se sabe que los trabajadores españoles más jóvenes han sido los más afectados en lo que respecta a la economía, siendo los profesionales de entre 25 y 30 años quienes representan los más altos porcentajes de desempleo en el país. Parte de esto es a causa de la exigencia de experiencia que estos profesionales no pueden cumplir. Hoy queremos hablarte acerca de la posible solución a esto, el contrato de prácticas.

Este tipo de contratos se han establecido en España con la finalidad de brindar a los jóvenes profesionales con la experiencia necesaria, no solo como estudiantes sino como empleados, lo que a su vez se traslada a ser experiencia laboral que puedan usar en su resumen curricular.

A continuación aclararemos todas las dudas que puedan presentarse con lo que es y cómo funciona un contrato de prácticas, qué otros tipos de contratos similares existen así como los salarios que se han determinado.

Índice de contenidos

    Jóvenes en el ámbito laboral

    Según algunas estadísticas, cerca del 88% de los jóvenes profesionales españoles tienen problemas para encontrar un trabajo asociado a sus estudios superiores. La causa más común de esto es la falta de experiencia laboral comprobable dada su edad. Esto ha significado que para 2020 cerca del 31% de los jóvenes menores de 25 años se encuentren de paro, lo que es una de las tasas más altas de toda Unión Europea.

    De este porcentaje de jóvenes, el 20% aproximadamente cuentan con estudios superiores, sin embargo, han sido incapaces de acceder al mercado laboral, por las razones que hemos mencionado anteriormente, es decir, la incapacidad de demostrar experiencia. Estos alarmantes datos llevaron al estado a tomar medidas que asistan a estos jóvenes profesionales a ingresar a la fuerza de trabajo.

    En el Real Decreto 488/1998 del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales se establecen nuevas normativas relacionadas con contratos dirigidos de forma específica a profesionales menores de 30 años. La idea detrás de esto es que se pueda obtener una primera oportunidad laboral especialmente para aquellos profesionales jóvenes sin experiencia previa.

    Contratos para jóvenes profesionales

    contrato de prácticasAunque puede que el más conocido de los nuevos contratos para jóvenes profesionales sea el contrato de prácticas, la verdad es que este no es el único que se ha establecido en el territorio español. Existen de hecho dos tipos diferentes de contratos en los que los profesionales menores de 30 años pueden entrar junto a las empresas con las que trabajen.

    Cada uno de estos contratos está dirigido a un perfil específico de trabajador joven y sus niveles de estudio en el momento de la firma del contrato. En lo que respecta al salario que el joven trabajador recibirá al firmar este contrato, este dependerá del sector tanto como del tipo de contrato.

    A continuación hablaremos un poco más a profundidad acerca de estos dos tipos de contratos en los que los trabajadores jóvenes pueden entrar.

    Contrato de formación y aprendizaje

    Este es un tipo específico de contrato laboral que se implementa entre una empresa y trabajadores quienes se encuentran aun cursando sus estudios y quienes buscan una experiencia laboral que pueda servirles para tanto para adquirir experiencia en su campo profesional, como para mejorar sus conocimientos en dicho campo.

    Está dirigido a jóvenes que se encuentren entre las edades de 16 a 25 años, aunque este límite de edad podría extenderse hasta los 30 años en casos en los que la tasa de desempleo aumente.

    Los contratos de formación y aprendizaje tienen una duración de entre 1 y 3 años y se establece que los trabajadores recibirán un sueldo que se relacione directamente con el tiempo de trabajo que el empleado provea a la empresa o compañía.

    En lo que respecta al monto, este no es mandado de forma específica por el estado sino que se permite a las empresas establecer este de forma interna, sin embargo, por ley no se permite que este salario se encuentre por debajo del salario mínimo inter-profesional. Esto siempre estará sujeto a la cantidad de horas trabajadas.

    Contrato de prácticas

    El segundo de estos contratos establecido para jóvenes trabajadores es el contrato de prácticas. Aunque se encuentra bajo el mismo sistema que el contrato anterior, tiene ciertas especificaciones únicas.

    El contrato de prácticas es un tipo de contrato laboral que se dirige principalmente a personas menores de 30 años aunque los mayores de este límite pueden aplicar. Las características principales que estos jóvenes profesionales deben cumplir para poder ser considerados a entrar en un contrato de prácticas es que cuenten con un título de formación profesional o universitaria y que tengan menos de 5 años de egresados.

    La idea detrás del contrato de prácticas es darles la primera oportunidad laboral a personas recién graduadas para quienes pueden haber tenido problemas encontrando un puesto de trabajo a causa de falta de experiencia.

    Las personas que entran en un contrato de prácticas tienen todos los derechos que tiene cualquier otro trabajador, como por ejemplo un salario así como cotizaciones en la Seguridad Social así como la posibilidad de recibir prestación por desempleo.

    El tiempo de duración de este tipo de contrato será de entre 6 meses y 2 años. En lo que respecta al salario, se establece que durante el primer año de contrato de prácticas el sueldo no debe ser menor al 60% del establecido en el sector por convenio. En el segundo año del contrato de prácticas, este salario pasará a ser no menor al 75% del convenido por el sector.

    Este contrato puede ser tanto para jornada parcial como completa, sin embargo, es importante que esto esté claramente reflejado en el documento que las dos partes firmarán junto a los otros detalles referentes a este tipo de documento. Adicionalmente, se entiende que en un contrato de prácticas existirá un período de prueba que puede ir de entre 1 mes hasta 6 meses.

    Puede que te interese: Diferencias entre Rendimiento del Trabajo y Actividad Económica

    Negociación del salario de prácticas

    Cuando se establece un contrato de prácticas, si bien es cierto que existe un salario establecido por ley, esto no quiere decir que este no se pueda negociar con la empresa con la que se establece el contrato de trabajo.

    La verdad es que se puede entrar en una negociación en lo que respecta a la cantidad de dinero que recibirás por tus prácticas laborales. Lo mejor que puedes hacer es preparar tus documentos como CV y carta de presentación. Una alternativa a las referencias es la de pedir a uno de tus profesores de la universidad que te escriba una referencia. Lo segundo que te recomendamos es que conozcas cuáles son las bonificaciones que la empresa recibe por el hecho de entrar en un contrato de prácticas contigo. Esto puede darte un poco de ventaja a la hora de querer negociar un mejor salario tomando en consideración tu perfil como potencial trabajador y los beneficios que le traerá a la empresa contratarte.

    ¿Por qué son comunes los contratos de práctica?

    Aunque muchos quisiéramos creer que el hecho de que se establezca un contrato de prácticas con jóvenes profesionales tiene como único propósito ayudar a estos jóvenes a adquirir experiencia laboral, la verdad es que en la mayoría de los casos, esto no es así.

    Si se comparan los salarios obtenidos por profesionales experimentados en un cargo con los nuevos profesionales que entran en un contrato de prácticas veremos que el pago de estos últimos es menor. Esto es porque legalmente las empresas no están obligadas a pagar sino entre el 60% y el 75% del sueldo para el cargo cuando se contratan personas jóvenes sin experiencia.

    Adicionalmente a esto, las empresas reciben ciertas bonificaciones cuando deciden entrar en este tipo de contratos. Por ejemplo, cuando una empresa decide contratar de forma indefinida al practicante una vez terminado el período de dos años, la empresa recibirá una bonificación en las cuotas del Seguro Social por los primeros 3 años del contrato indefinido.

    Contrato de prácticas Vs. Beca

    Muchas personas tienden a confundir el contrato de prácticas con una beca, sin embargo, no son lo mismo. La primera de las diferencias es que la beca se ofrece a estudiantes mientras que el contrato de prácticas se ofrece solo a quienes ya han obtenido un título profesional.

    En segundo lugar, cuando una empresa acepta un becario, se sabe que la institución educativa de la que el estudiante provenga puede ser la encargada de establecer las normas que regirán el trabajo del becario, mientras que una práctica, el graduado se comportará como trabajador de la empresa.

    En lo que respecta a la remuneración, si bien las becas o contratos de formación y aprendizaje se acuerda que haya algún tipo de pago, los estudiantes no cotizarán en el Seguro Social ni podrán cobrar prestación por desempleo. Esto es porque el dinero recibido por el estudiante no se considera como un salario sino como una ayuda económica.

    La última de las diferencias entre estas dos relaciones de trabajo es la duración de ambos contratos. En el caso de un contrato de prácticas, este tiene un plazo máximo de dos años incluyendo prórrogas del contrato inicial, mientras que en una beca, el tiempo de contratación dependerá en gran medida del plan de estudios.

    Palabras finales

    Como puedes ver, un contrato de prácticas puede ser la respuesta que muchos jóvenes profesionales españoles necesiten para poder iniciar su experiencia laboral en el campo de sus estudios. Esto podría ser un buen inicio para mejorar sus conocimientos así como para poner en práctica lo aprendido y aunque el salario ofrecido no es el total acordado por sector, sin lugar a dudas, puede ser el comienzo de la vida laboral y profesional de muchos jóvenes.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciéndote contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información