Consecuencias de No Pagar un Crédito | Lo Que Necesitas Saber

10/11/2021

Muchas personas que han solicitado préstamos se preguntan cuáles serían las consecuencias de no pagar un crédito. La mayoría de las veces les preocupa porque creen que no van a poder ser capaces de cumplir con sus compromisos financieros y quieren saber qué tipo de problemas esto puede ocasionarles.

Siempre que entramos en un compromiso financiero como un préstamo o crédito debemos hacerlo entendiendo que estamos entrando en un contrato legal que puede traer consecuencias graves si no cumplimos con nuestra parte del trato firmado.

Para las personas que han firmado este tipo de compromisos o que han entrado en estos contratos con bancos u otras entidades financieras y quieren conocer las consecuencias de no pagar un crédito, tenemos todo lo que debes saber a continuación.

consecuencias de no pagar un crédito

Índice de contenidos

    Consecuencias de no pagar un crédito

    Cuando se trata de las consecuencias de no pagar un crédito, hay una variedad de estas que se pueden aplicar al deudor por parte del prestamista. Todo proceso de cobro cuenta con ciertos pasos que se deben seguir por parte del prestamista para iniciar los procesos legales por impago.

    Si quieres una respuesta a la pregunta ¿cuáles son las consecuencias de no pagar un crédito? a continuación te explicaremos los pasos que conforman el proceso legal que puede llevar a cabo la entidad prestamista contra quien no haya pagado sus compromisos:

    Aplicación de intereses de mora

    Este es el primer paso legal que puede aplicar un prestamista a sus deudores cuando no han pagado a tiempo los compromisos adquiridos en el contrato de préstamo. A partir de la primera cuota que no pagamos a tiempo, la empresa que nos ha otorgado el crédito, sea un banco u otro tipo de entidad financiera, tiene el derecho legal de aplicar intereses de mora a la cuota pendiente.

    Estos intereses de mora son un porcentaje adicional que se calcula sobre el capital prestado y que se suman a la cuota originalmente planteada en el contrato de crédito.

    Lo que sucede cuando seguimos sin pagar las subsecuentes cutas, es que estos intereses de mora se irán acumulando lo que aumentará significativamente la deuda al sumar estos intereses a los aplicables al capital y la parte de este que se cobra con cada cuota.

    Reclamo judicial

    Si el deudor no paga entre la tercera y sexta cuota a las que se le han sumado los intereses de mora, la empresa prestamista por ley puede iniciar un proceso judicial conocido como Reclamación de deuda.

    Este proceso de reclamación puede hacerse independientemente del tipo de crédito que se tenga contratado. Lo que esto quiere decir es que puede tratarse desde microcréditos o préstamos online hasta productos crediticios por parte de una entidad bancaria.

    La diferencia que existe entre estos dos tipos de préstamos es que en caso de que se trate de un microcrédito o préstamo rápido, el siguiente paso será el de inscribir al deudor en uno de los ficheros de morosos.

    En el caso de que se trate de un crédito bancario, aunque también pueden inscribir la deuda en uno de los ficheros de morosos, el impago también puede tener consecuencias mayores como el embargo de bienes o cuentas bancarias si se han utilizado como garantía del crédito.

    Inscripción en fichero de morosos

    Cualquier entidad bancaria o financiera que esté asociada a un fichero de morosos como ASNEF o Badexcug tiene la posibilidad de inscribir las deudas no pagadas. Esto quiere decir que una de las consecuencias de no pagar un crédito es la de aparecer como morosos lo que afectará negativamente nuestro historial crediticio.

    Lo que sucederá es que nuestro historial crediticio se verá afectado desde ese momento hasta que paguemos la deuda o hasta que la deuda se venza en el fichero de morosos. Las consecuencias de esto es que o podremos obtener ningún otro producto crediticio o de servicios en los que se estudie el historial crediticio.

    Aunque tendremos algunas opciones para obtener microcréditos con ASNEF, la verdad es que nuestras posibilidades se verán bastante disminuidas. Esto es porque muchas instituciones realizan un estudio de confiabilidad de cada solicitante y el hecho de que estén inscritos como morosos afectará estas posibilidades.

    Embargo de bienes, nómina o cuentas bancarias

    En el caso de que la deuda que no pagamos sea con una entidad financiera, podemos tener aún más problemas. No solo con toda seguridad nos veremos inscritos en ficheros de morosos, sino que nuestras propiedades e ingresos estarán en riesgo de embargo.

    Aunque esto depende de las condiciones del préstamo o crédito, por ejemplo si hemos otorgado alguna garantía personal o de propiedad, el banco irá tras esto para recuperar su inversión. En el caso de una hipoteca por ejemplo, si no pagamos el crédito hipotecario el banco puede embargar la vivienda.

    Si hemos entregado otro tipo de garantía como un coche, perderemos el coche si no pagamos nuestro compromiso. En el caso de que no hemos entregado una garantía, todavía podemos ser embargados. Los contratos con un banco se hacen teniendo nuestra cuenta bancaria como garantía personal. Esto quiere decir que otra de las consecuencias de no pagar un crédito será el embargo de todos los ahorros e ingresos de nuestras cuentas bancarias.

    Por último, en el caso de que hayas incluido un avalista e tu préstamo, esta persona también puede ser sujeto de un embargo en caso de falta de pago de los compromisos.

    No dejes de leer: Embargo de Nómina | Qué Es, Cómo Funciona Y Cómo Calcularlo

    ¿Es recomendable no pagar un crédito?

    Las consecuencias de no pagar un crédito, como ya hemos visto, pueden ser bastante devastadoras. No solo nuestro historial crediticio se verá afectado, sino que dependiendo del tipo de crédito podemos sufrir un embargo de dinero o de propiedad.

    Dadas estas consecuencias, no es en absoluto recomendable dejar de pagar un compromiso como un crédito o préstamo, sobre todo si hemos utilizado un avalista puesto que en ese caso, esa persona tendrá que pagar las consecuencias de que nosotros no seamos capaces de pagar.

    Es por esto que lo mejor que podemos hacer es tratar de buscar una alternativa como las que hemos mencionado para tratar de negociar con la entidad el pago de los compromisos.

    ¿Cómo evitar las consecuencias de no pagar un crédito?

    Ahora que conocemos las consecuencias de no pagar un crédito, vamos a hablar acerca de los pasos que puedes tomar para evitar entrar en esta etapa de impago y cómo evitar los efectos de no pagar.

    Lo primero que debes considerar es no contratar un crédito a menos que estés seguro de que puedes afrontar los compromisos económicos derivados de este tipo de contratos. Esto debe incluir pensar en la posibilidad de que en algún momento quedes sin empleo o se presente algún inconveniente que evite que pagues tus cuotas como se han establecido.

    En el caso de que ya hayas adquirido un crédito y estés en una situación en la que no podrás afrontar los pagos correspondientes, a continuación te hablamos de algunas alterativas que puedes probar:

    • Solicita una prórroga: muchas entidades bancarias y financieras ofrecen la posibilidad de solicitar una prórroga para el pago de los compromisos. Por lo general este es un proceso que se hace comunicándote directamente con la entidad. Aunque puede que se apliquen intereses o pagos adicionales, es mejor hacer este proceso que no pagar.
    • Aplicar un período de carencia: otra de las alternativas que muchos bancos ofrecen, sobre todo en préstamos o créditos más grandes es el período de carencia. Esta alternativa lo que hace es brindar un período de tiempo en el que los pagos del crédito se congelan para que el deudor pueda recuperarse de situaciones financieras difíciles como la pérdida de un empleo.
    • Reestructura la deuda: otra alternativa para evitar consecuencias de no pagar un crédito que por lo general está disponible en los bancos es la reestructurar la deuda. Esto incluye negociar con la entidad cambiar las condiciones de la deuda como refinanciar el capital restante o cambiar el plazo de pago.

    Cuando se trata de las consecuencias de no pagar un crédito, las alternativas que te hemos presentado arriba para evitar estar morosos y tener que afrontar los serios efectos de no pagar, se debe entender que estas consideraciones muchas veces generarán que el préstamo se incremente.

    En algunos casos como cuando se reestructura una deuda, es posible que logremos que las cuotas mensuales sean menores con el aumento de los plazos de pago. Sin embargo, al final terminaremos pagando más en total, pero la idea es que podamos hacernos responsables de nuestra deuda aunque nos tome más tiempo.

    Palabras finales

    Como puedes haber visto, las consecuencias de no pagar un crédito pueden ser bastante devastadoras para nuestra situación financiera y crediticia, por eso es muy importante que trates de buscar una solución si crees que no podrás hacerte cargo de las deudas antes de que estas prescriban. Si te encuentras en esta situación, trata de conversar con la entidad con la que has adquirido la deuda para tratar de buscar una forma de pagar que se ajuste a tus posibilidades.

    ►TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR◄

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciéndote contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información