Cómo vivir solo: 13 consejos prácticos

Vivir por tu cuenta con éxito requiere gestionar bien tanto tu salud como tu dinero. Si es la primera vez que vives por tu cuenta, hay consejos útiles que puedes seguir para asegurar una transición sin problemas a un nuevo capítulo de tu vida. Crear un presupuesto realista, ahorrar dinero, mantener tu espacio vital y tomar precauciones de seguridad al iniciar esta nueva aventura son un buen comienzo.

Vivir por tu cuenta es un momento emocionante de la vida para muchos jóvenes adultos. Por fin tienes una nueva libertad en tu propio espacio, y es una oportunidad para empezar a crear tu propia vida explorando tus intereses. Pero este nuevo capítulo también viene acompañado de toda una serie de nuevas responsabilidades y gastos de manutención, y con ellos vienen nuevas preocupaciones.

Si te vas a mudar de la casa de tus padres a la tuya propia, aquí tienes 13 consejos sobre cómo vivir por tu cuenta que te ayudarán a minimizar el estrés y a disfrutar de esta nueva etapa de tu vida.

Índice de contenidos
  1. Crea un presupuesto
    1. Consejo profesional
  2. Busca un apartamento
  3. Prioriza tus necesidades
  4. Evita las deudas de las tarjetas de crédito
  5. Haz los pagos a tiempo
  6. Ahorra dinero
  7. Aprende a cocinar
  8. Mantén tu casa limpia y organizada
  9. Sé amable con los vecinos
  10. Practica una buena seguridad
  11. Cultiva una vida social
  12. Prepárate para las emergencias
  13. Por último, ¡que no cunda el pánico!
  14. FAQ
    1. ¿Cuánto dinero necesito para vivir solo?
    2. ¿Cuál es la forma más barata de vivir solo?
    3. ¿Puedo sobrevivir viviendo solo?
    4. ¿Es inteligente vivir por tu cuenta?
  15. Puntos clave

Crea un presupuesto

Lo primero que debes hacer cuando pienses en vivir por tu cuenta es crear un presupuesto. Vivir solo es una experiencia desconocida, y los gastos de manutención se acumulan rápidamente. Estaría bien poder comprar todas las cosas que necesitas en cuanto te mudes, pero esto suele ser poco realista. Por ejemplo, es probable que tus padres hayan acumulado el mobiliario de su casa durante varios años. Intentar reemplazarlos todos inmediatamente puede ser una trampa financiera.

La creación de un presupuesto te proporciona números concretos que puedes utilizar para tomar buenas decisiones financieras. Seguir ese presupuesto al pie de la letra evitará que te endeudes y perjudique tu puntuación de crédito. Incluso puede mejorar tu salud mental al evitar el estrés que supone no poder hacer frente a un pago necesario, como el alquiler.

Consejo profesional

Crea un presupuesto antes de empezar a vivir por tu cuenta. Esto te dará una idea clara de los límites de tus finanzas y te ayudará a no gastar más de lo que puedes permitirte.

Busca un apartamento

Conseguir una vivienda propia es emocionante, y ahora que tienes un presupuesto, debes saber cuánto puedes pagar de alquiler cada mes. La mayoría de los propietarios exigen que pagues el primer y el último mes de alquiler, además de un depósito de seguridad, cuando firmas un contrato de alquiler, lo que significa que tienes que reservar más del doble del alquiler mensual antes de mudarte a un nuevo apartamento. Así que si un apartamento cuesta 2.000 dólares al mes, por ejemplo, probablemente tendrás que pagar unos 4.500 dólares el primer mes.

Busca apartamentos consultando los listados de apartamentos o estableciendo contactos con amigos y compañeros de trabajo. Las zonas urbanas suelen tener un coste de la vivienda más elevado que las zonas rurales, así que si necesitas ahorrar dinero en el alquiler, puedes encontrar un lugar fuera de los límites de la ciudad que cueste mucho menos. Cuando busques un lugar para vivir, intenta ser flexible; aunque probablemente quieras un apartamento de dos dormitorios, puede que sólo tengas dinero para un dormitorio con menos metros cuadrados.

Lee:  13 maneras de salir de la deuda más rápido

Antes de firmar un contrato de alquiler, comprueba si el piso está completamente amueblado y si el alquiler mensual incluye los servicios públicos. Si hay espacio en tu presupuesto, también puedes considerar la posibilidad de contratar un seguro de alquiler; por una pequeña tarifa mensual, estarás cubierto ante incidentes como incendios y robos.

Prioriza tus necesidades

Es importante saber la diferencia entre necesidades y deseos. El teléfono más nuevo del mercado puede ser tentador, pero no lo actualices si no se ajusta a tu presupuesto. Recuerda que es mejor tener un teléfono antiguo que dejar de pagar el alquiler.

Practica el autocontrol analizando tu presupuesto y priorizando tus necesidades sobre tus deseos. Esto te ayudará a ser más responsable, una habilidad que te será útil también en otros ámbitos de la vida.

Evita las deudas de las tarjetas de crédito

Piensa en las tarjetas de crédito como herramientas, no como dinero gratis. Una tarjeta de crédito es vital para gastos como los pagos del coche y las suscripciones, pero recuerda que el crédito es dinero prestado, lo que significa que debes devolverlo después.

Si pides prestado sólo lo que puedes devolver inmediatamente, puedes utilizar las tarjetas de crédito para construir tu crédito y conseguir una buena puntuación crediticia. Sin embargo, si gastas fuera de tu presupuesto, la deuda de tu tarjeta de crédito puede crecer sin control y ser cada vez más difícil de pagar. En resumen, no gastes dinero que no tienes.

Haz los pagos a tiempo

Paga el alquiler y tus otras facturas a tiempo. Un solo impago puede afectar negativamente a tu informe crediticio. Haz un calendario con recordatorios para cada pago, o configura el pago automático de tus facturas.

Puede parecer insignificante al principio, pero tu puntuación de crédito tendrá un gran impacto en tus finanzas futuras. Si tienes una mala puntuación de crédito, es posible que te denieguen el alquiler de un apartamento, un préstamo hipotecario e incluso algunas oportunidades de empleo.

Ahorra dinero

Ponte como objetivo ahorrar el 20% de tu sueldo cada mes. Si no puedes ahorrar el 20%, revisa tu presupuesto y determina lo que puedes ahorrar. Aunque sólo puedas reservar una pequeña cantidad cada mes, desarrollar el hábito del ahorro te ayudará a construir una estabilidad financiera.

Además de tu cuenta corriente, es una buena idea abrir una cuenta de ahorros y depositar dinero en ella cada mes. Incluso puedes establecer un depósito automático de cada cheque de pago para que puedas ahorrar sin siquiera pensar en ello.

Aprende a cocinar

Sí, es más cómodo comprar una comida que cocinarla tú mismo, y dependiendo de tus habilidades culinarias, también puede saber mejor. Pero el hábito de frecuentar restaurantes o pedir comida para llevar agotará rápidamente tu presupuesto para alimentos.

Planifica tus comidas antes de ir a comprar al supermercado. Incluso puedes imprimir algunas recetas y llevarlas contigo. Recuerda que la comida suele ser más barata en porciones más grandes, así que aunque cocines para una persona, puedes hacer comidas más grandes y congelar las sobras. No sólo habrás ahorrado dinero, sino que también tendrás comidas preparadas para las noches en que te sientas demasiado cansado para cocinar.

Si no estás acostumbrado a cocinar, puede que al principio te resulte desagradable. En lugar de verlo como una tarea, trata la cocina como una nueva experiencia o un nuevo reto que dominar. Muchos cocineros primerizos acaban por amar la cocina, llegando a ver las nuevas recetas como aventuras y las conocidas como relajantes.

Lee:  ¿Qué es el sistema económico de Estados Unidos?

Mantén tu casa limpia y organizada

Un hogar limpio es un hogar feliz. Aunque sólo lo veas tú, resiste el impulso de dejar que los platos se acumulen en el fregadero. Tomarte unos minutos después de cada comida para limpiar puede mejorar tu estado de ánimo y darte una mayor sensación de calma.

Incluso un apartamento pequeño parecerá más grande y acogedor si lo mantienes organizado y despejado. No olvides que las migas pueden ser una invitación abierta a las plagas; mantener un apartamento limpio las mantendrá alejadas y hará que el espacio vital sea mucho mejor. Si te resulta demasiado difícil mantenerte organizado, puedes intentar que las tareas domésticas sean más agradables escuchando música mientras limpias.

Sé amable con los vecinos

Tus vecinos tienen el potencial de influir enormemente en tu experiencia vital, así que es mejor tenerlos de tu lado. Conocerlos puede hacer que te sientas más unido a tu barrio, y ser considerado con tus vecinos a menudo hará que ellos sean más considerados contigo.

Aunque no llegues a ser un amigo íntimo de ellos, tus vecinos serán tu fuente de ayuda más cercana. Siempre que mantengas una buena relación con ellos, puede que estén dispuestos a vigilarte en caso de emergencia o a guardarte paquetes mientras estés fuera. En esencia, ser amable desde el principio puede suponer un gran retorno de la inversión.

Practica una buena seguridad

Si es posible, cambia las cerraduras cuando te mudes, aunque tengas que pagarlo tú. Tendrás más tranquilidad sabiendo que eres el único que tiene la llave de tu piso.

Instala un video timbre. Son relativamente baratos y te permitirán ver quién está en tu puerta antes de abrirla. Muchos de estos timbres vienen con aplicaciones móviles que te permiten controlar tu casa mientras estás en el trabajo o de vacaciones.

Te entusiasma la idea de vivir por fin por tu cuenta, pero no importa lo tentada que estés, no publiques nada sobre tu nuevo hogar en las redes sociales. Como regla general, nunca debes publicar nada que revele tu ubicación, si estás fuera o solo en casa, o qué objetos de valor tienes en tu apartamento. Puedes estar invitando inadvertidamente a intrusos a tu casa.

Cultiva una vida social

Probablemente te entusiasme vivir solo. Tal vez disfrutes de la tranquilidad y la concentración que te proporciona tener un lugar para ti solo. O tal vez las circunstancias te obligaron a tener tu propia casa y todavía te estás acostumbrando a la idea de vivir solo.

En cualquier caso, debes hacer un hueco en tu agenda para la vida social. Llama o chatea con tus amigos, o sal de casa para visitarlos en persona. Haz nuevos amigos y disfruta de una comida juntos. Socializar con otras personas, especialmente con las que se preocupan por ti, mejorará tu salud mental y evitará los sentimientos de soledad que pueden surgir al vivir solo.

Prepárate para las emergencias

Añade contactos de emergencia a tu teléfono, o anótalos en un lugar de fácil acceso. Estos contactos deben incluir al superintendente de tu edificio, la compañía de agua, la compañía eléctrica, un vecino de confianza, un cerrajero y el hospital o sala de urgencias más cercanos.

Vivir solo significa que nadie estará cerca para ayudarte si te pones enfermo, así que prepárate almacenando artículos que te permitan pasar un mal día o una semana. Abastécete de pañuelos de papel, analgésicos, medicamentos de venta libre y cualquier medicación que tomes con receta.

Lee:  ¿Cómo encuentro un servicio de transferencia de dinero cerca de mí?

También es una buena práctica preparar un kit de emergencia. Piensa en todo lo que necesitarías si te cortaran la luz durante tres días. Asegúrate de incluir en tu kit alimentos no perecederos y agua, así como linternas y pilas de repuesto. Recuerda que, cuando se produzca una emergencia, será demasiado tarde para prepararse.

Por último, ¡que no cunda el pánico!

Estar solo por primera vez es un gran ajuste. Te enfrentarás a problemas, algunos de los cuales habías previsto y otros te sorprenderán. Que no cunda el pánico. Afronta los problemas de uno en uno. Si lo necesitas, divídelo en pasos que puedas manejar. Cada dificultad que superes aumentará tu confianza en tu capacidad para manejar la siguiente.

Puede que vivas solo, pero tienes apoyo. La familia, los amigos e incluso los vecinos pueden ayudarte con problemas que parecen demasiado desalentadores para que los resuelvas tú solo. Y no olvides que cuanto más experiencia adquieras, mejor equipado estarás para afrontar el siguiente reto. Con el tiempo, puede que descubras que prosperas viviendo por tu cuenta

FAQ

¿Cuánto dinero necesito para vivir solo?

Eso depende de tus gastos. En general, tus necesidades (alquiler, comida, ropa, transporte, etc.) deberían suponer hasta la mitad de tus ingresos mensuales. Este artículo ofrece una respuesta más detallada a la pregunta de cuánto debes ahorrar antes de mudarte.

¿Cuál es la forma más barata de vivir solo?

Minimiza tus gastos. Dado que tu mayor gasto será probablemente tu casa, busca el alojamiento más barato que puedas encontrar (lo que puede incluir vivir en una autocaravana) o busca uno o dos compañeros de piso.

¿Puedo sobrevivir viviendo solo?

Mientras tengas suficientes ingresos y gastes el dinero dentro de tu presupuesto, puedes sobrevivir viviendo solo.

¿Es inteligente vivir por tu cuenta?

Todo depende de ti Algunas personas prosperan con la libertad de vivir solas. Otras tienen problemas médicos o emocionales que desaconsejan vivir solas. Al final, sólo tú puedes decidir si vivir solo es una opción inteligente para ti.

Puntos clave

  • Crea un presupuesto antes de mudarte a tu propia casa, y luego cúmplelo.
  • Paga tus facturas a tiempo y reserva dinero en una cuenta de ahorros.
  • Mantén tu casa limpia y organizada.
  • Toma medidas para mantenerte seguro.
  • Sé un buen vecino y mantén una vida social activa.
  • No te asustes cuando te encuentres con problemas. Afronta cada reto de uno en uno.

Aunque hay muchos factores que determinan el éxito con el que puedes vivir por tu cuenta, tu puntuación de crédito afectará a las opciones que tienes disponibles, tanto si quieres alquilar un apartamento como financiar una casa. Puedes comprobar tu puntuación de crédito utilizando una herramienta de control de crédito y tomar medidas para mejorar tu puntuación y así poder conseguir la casa que deseas.

Ver fuentes del artículo
  1. Siete reglas financieras para vivir por tu cuenta por primera vez - Money Management International
  2. Academia de habilidades para la vida: Cómo vivir por tu cuenta - Biblioteca Pública de San José
  3. Habilidades para la vida independiente que los adolescentes necesitan antes de salir de casa - Understood.org
  4. Por tu cuenta: Llegar a ser autosuficiente - Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU
  5. Empezar a trabajar por tu cuenta - Asesoramiento al consumidor, Comisión Federal de Comercio

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo vivir solo: 13 consejos prácticos puedes visitar la categoría Créditos.

►TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR◄

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciéndote contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información