Cómo Elegir un Prestamista | Consejos y Consideraciones

06/03/2022

Cuando necesitamos dinero es muy importante que sepamos cómo seleccionar a la persona o empresa con la que haremos este tipo de negociaciones. Esto es porque ni más ni menos, estamos tratando con dinero y estas transacciones siempre son delicadas. Hoy te hablaremos de cómo elegir un prestamista.

A la hora de obtener un préstamo, por lo general tenemos varias alternativas de personas o plataformas que ofrecen préstamos de diferentes tipos. Aunque esto puede parecer excelente porque aumenta nuestras posibilidades, también puede ser un problema a la hora de elegir el prestamista adecuado a nuestras necesidades.

Dependiendo de la cantidad de dinero que necesitamos, de los requisitos que podemos otorgar y de nuestro perfil como solicitantes, podremos trabajar con diferentes tipos de prestamistas diferentes. A continuación te explicamos cómo elegir el adecuado.

Índice de contenidos

    ¿Qué es un prestamista?

    cómo elegir un prestamistaAntes de hablar acerca de Cómo Elegir un Prestamista, entendamos qué es es uno. Como prestamista se considera a la persona o entidad que otorga un préstamo de dinero a una persona física o jurídica. El prestamista entrega al prestatario la cantidad de dinero solicitado bajo ciertas condiciones económicas preestablecidas en el contrato.

    El prestamista, al ser el ente que entrega el préstamo, asume luego de la firma del contrato algunos derechos sobre el prestatario como el de aplicar el cobro de los compromisos económicos pautados en el contrato de préstamo.

    En el caso de que el prestatario no devuelva el dinero en la forma y plazo que se ha pautado en el contrato, el prestamista tiene todo el derecho de establecer acciones legales.

    Tipos de prestamistas

    Los prestamistas pueden ser tanto personas naturales o físicas como jurídicas. A continuación te explicamos:

    • Prestamistas particulares: hay personas naturales que pueden convertirse en prestamistas como una forma de obtener beneficios económicos en la figura de la ganancia de intereses. Se debe tener en cuenta que este tipo de préstamos suelen tener intereses muchos más altos que aquellos que se entregan en entidades financieras o bancarias.
    • Establecimientos Financieros de Crédito: estos son por lo general entidades bancarias o crediticias que funcionan bajo el control del Banco de España y que están autorizadas a ejercer este tipo de acciones como prestamista.
    • Entidades de préstamos online: ese tipo de empresas se encargan de entregar por lo general préstamos rápidos online. Aunque no están reguladas por el Banco de España, si están reguladas por la ley que protege a los prestatarios que obtienen créditos o préstamos de estas entidades.
    • Entidades públicas: estas son entidades gubernamentales que entregan créditos o préstamos personales o a empresas. Un buen ejemplo sería el Instituto de Crédito Oficial o ICO que funciona como mediador para la entrega de préstamos.

    Obligaciones del prestamista

    Todos los prestamistas sin importar si son particulares o si se trata de bancos o empresas de préstamos tendrán algunas obligaciones como:

    • El prestamista tiene la obligación de entregar el dinero acordado en el contrato de préstamo en la fecha acordada
    • Debe establecer un contrato en el que se detallen especificaciones como la tasa de interés aplicable al monto prestado y los plazos de pago de las cuotas acordadas
    • El prestamista debe entregar al prestatario una copia del contrato acordado y firmado
    • Siempre que el prestatario haga un pago, el prestamista tiene la responsabilidad de entregar una prueba física del pago
    • El prestamista debe estar de acuerdo con que se cumplan todos los detalles del préstamo incluyendo la amortización del capital en la forma en la que se establezca en el contrato

    ¿Cómo elegir un prestamista?

    Ahora que sabemos las definiciones más importantes de lo que es un prestamista, veamos cómo elegir un prestamista dependiendo de tus necesidades y perfil de cliente.

    El cliente que entra en un contrato de préstamo se conoce como prestatario y dependiendo del tipo de prestatario que seas y lo que necesites, puedes elegir entre los diferentes tipos de prestamistas que puedes encontrar en el mercado financiero.

    Algunos ejemplos son los siguientes:

    Buscas una hipoteca

    Si lo que buscas es un préstamo para la adquisición de una propiedad, tienes dos opciones que dependerán de tu perfil. La primera y la más recomendable es la de trabar con una entidad bancaria. Esta es la mejor alternativa si eres una persona con ingresos suficientes y constantes y que no ha sido inscrita en ficheros de morosos.

    Los bancos ofrecen las mejores condiciones para hipotecas por lo que siempre deben ser tu primera alternativa.

    Sin embargo, si no cuentas con ingresos fijos o estás inscrito en ficheros de morosos, puedes trabajar con prestamistas privados que invierten en plataformas del tipo P2P en las que se ofrecen hipotecas de capital privado.

    Necesitas un crédito de montos altos

    Cuando se trata de cómo elegir un prestamista para obtener créditos de montos mayores, al igual que con las hipotecas la primera y mejor opción en general será la de trabajar con una entidad bancaria. Los bancos ofrecen los mejores intereses y las mejores condiciones de devolución como tiempos más largos.

    En caso de que no puedas trabajar con bancos, algunas plataformas en línea son capaces de ofrecer montos altos de dinero para créditos personales. Por ejemplo, las plataformas P2P pueden ser una buena opción o también, algunas plataformas prestamistas privadas en línea como Cetelem o Cofidis quienes ofrecen montos altos de dinero a sus clientes.

    Otra de las alternativas es la de contar con un prestamista privado. Estas son personas por lo general naturales que utilizan su propio dinero para hacer inversiones personales prestándolo a prestatarios interesados o personas que prestan dinero a amigos o familiares.

    Aunque esta última alternativa puede parecer la mejor por la confianza entre ambas partes, este tipo de contratos tienen mayores posibilidades de terminar en peleas judiciales por impagos, así que es algo que debes considerar con mucha atención.

    Sin embargo, debes estudiar muy bien las condiciones de los préstamos ofrecido para asegurarte de que elijas aquella que te brinda los mejores intereses sobre el monto solicitado.

    Montos menores de dinero

    Cuando se trata de cómo elegir un prestamista parta montos menores de dinero, el problema estaría en qué tan menor es el monto. Por lo general los bancos no ofrecen préstamos o créditos de montos muy pequeños de dinero, por lo que por lo general, esta no suele ser una opción.

    Esto quiere decir que quedamos por lo general con dos opciones si este es nuestro caso: los prestamistas privados y los préstamos online.

    Las plataformas online se han convertido en una de las opciones más buscadas cuando se trata de cómo elegir un prestamista para obtener sumas bajas de dinero. Con el paso del tiempo, han comenzado a ofrecer intereses bastante competitivos que los hacen ideales para muchos clientes que necesitan la inmediatez del dinero disponible.

    Cómo elegir un prestamista según lo que ofrece

    Hay ciertas cosas que debes considerar cuando se trata de cómo elegir un prestamista dependiendo de tu circunstancias. Las siguientes son algunas cosas que debes tomar en consideración:

    • Monto: algunas de las entidades prestamistas solo entregan lo que se conoce como microcréditos que son préstamos con montos menores de dinero. También existen otras que entregan montos más altos en caso de que necesites mayor liquidez. La elección del prestamista adecuado dependerá en gran medida de la cantidad de dinero que buscas.
    • Intereses: todos los préstamos bancarios o privados generan intereses que se aplican al capital otorgado. Por lo general las plataformas online aplican intereses ligeramente más altos que se basan bien en la Tasa Anual Equivalente o TAE y/o el Tipo de Interés Nominal o TIN. Siempre debes revisar los intereses para que puedas solicitar la mejor oferta por el monto que necesitas. Inclusive hay microcréditos que se entregan para clientes primerizos sin la aplicación de intereses.
    • Plazos de devolución: otra de las cosas que debes considerar cuando se trata de cómo elegir un prestamista es el plazo en el que debes devolver el dinero prestado. Este por lo general dependerá del monto otorgado.
    • Comisiones y gastos: al igual que otros productos, algunos tipos de préstamos pueden generar comisiones y gastos por eventos como pagos adelantados o por mora. Esto es algo que debes considerar si quieres saber cómo elegir un prestamista.
    • Prórrogas: algunos prestamistas ofrecen la posibilidad de solicitar prórrogas aunque esto pueda generar cobros adicionales, sin embargo, algunas no lo permiten. Esta es otra de las condiciones que también debes estudiar.

    Todas estas características forman parte importante de la elección del préstamo ideal dependiendo de tus posibilidades de pago y el monto que necesitas solicitar. La idea es que hagas un estudio exhaustivo de estas características para que puedas seleccionar el tipo de prestamista y de préstamo ideal que te ofrezca exactamente lo que necesitas.

    Palabras finales

    Cuando se habla de cómo elegir un prestamista, es importante entender que son muchas las cosas que se deben considerar para hacer una selección adecuada a lo que necesitamos y buscamos. No se trata solo de seleccionar a quien ofrezca el monto de dinero que necesitamos sino qué plataforma o quién nos puede ofrecer las mejores condiciones dependiendo de lo que necesitamos.

    Te recomendamos siempre hacer un estudio detallado antes de decidir firmar un contrato con cualquier tipo de prestamista, sea particular o una entidad. Recuerda que una vez accedes a las condiciones, la ley te obliga a cumplirlas.

    ►TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR◄

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciéndote contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información