Cómo desprender la beta: Fórmula y ejemplos

la "beta no apalancada" es un término utilizado por los inversores y las personas de la banca de inversión como forma de medir el riesgo sistemático, o el riesgo al invertir en el mercado. La beta no apalancada es similar a la "beta apalancada", con una importante excepción: la beta apalancada o tradicional mide la deuda al calcular el riesgo, mientras que la beta no apalancada elimina la deuda de la ecuación. La beta no apalancada es una fórmula que puede utilizarse para ayudar a medir y comprender el riesgo, al tiempo que se aprovechan las oportunidades alcistas de una determinada inversión.

La fórmula beta es una forma de medir el perfil de riesgo de una empresa. Cuando los analistas elaboran un informe de inversión que analiza el perfil de riesgo de una empresa, suelen tener una fórmula beta. Utilizarán una fórmula de beta no apalancada o de beta apalancada.

la "beta no apalancada" es un término utilizado para medir el riesgo de una inversión en relación con una visión más macro del mercado en su conjunto. Se utiliza para medir el riesgo de una inversión cuando se observa si un mercado es más estable o volátil y no tiene en cuenta la deuda y el pasivo de una empresa. Por tanto, se utiliza para medir los riesgos más sistemáticos del mercado.

La beta apalancada tiene en cuenta la estructura de capital de una empresa, incluida la deuda. Normalmente, la deuda de una empresa puede tener un profundo efecto en su perfil de riesgo.

La beta no apalancada mide tradicionalmente el perfil de riesgo y recompensa de una empresa más en consonancia con las tendencias agregadas del mercado que centrándose en la deuda y la estructura de capital de esa empresa.

Índice de contenidos
  1. Fórmula de la beta no apalancada
    1. Fórmula de la beta no apalancada
  2. Entender la beta
  3. La estructura de capital en el cálculo de la beta
  4. Consejo profesional
  5. Usos de la beta no apalancada
  6. Ejemplos de riesgo sistemático
    1. Política
    2. Desastres naturales
    3. Inflación e interrupción de la cadena de suministro
  7. Tipo impositivo y beta no apalancada y apalancada
  8. Preguntas frecuentes
    1. ¿Cómo se calcula la beta no apalancada?
    2. ¿Qué es la fórmula de la beta apalancada?
    3. ¿La beta es apalancada o no apalancada en el CAPM?
    4. ¿Qué es la beta apalancada frente a la no apalancada?
    5. ¿Debe la beta no apalancada ser mayor que la beta?
  9. Puntos clave

Fórmula de la beta no apalancada

En la fórmula de la beta no apalancada, estás teniendo en cuenta el riesgo del modelo de valoración de activos de capital, pero excluyendo el componente de deuda de una empresa. Al calcular la beta no apalancada, utilizarías la siguiente ecuación:

Fórmula de la beta no apalancada

Beta no apalancada = Beta apalancada / [1 + (1 – tax rate) * (debt/equity)]

Para utilizar esta fórmula, primero debes calcular la beta apalancada. En muchos casos, la beta no apalancada tradicional te la proporcionará un analista o especialista en inversiones. La beta será igual a 1, mayor que 1 o menor que 1.

Entender la beta

La beta apalancada también se conoce como beta o beta patrimonial. A continuación hay una tabla que explica los valores de la beta:

Lee:  Inicio de sesión con tarjeta de crédito de Abercrombie & Fitch, pago, servicio al cliente
Valor de la betaMovimientoCrecimientoResultado
Beta = 1Se mueve en línea con el mercadoun 10% de movimiento en el mercado+/- 10% de movimiento en la inversión
Beta > 1Más volátil que el mercadomovimiento de +/- 10% en el mercadomovimiento superior al +/- 10% en la inversión
Beta < 1Menos volátil que el mercado+/- 10% de movimiento en el mercadomenos de un +/- 10% de movimiento en la inversión

Cuando una acción o inversión tiene una beta igual a exactamente uno, eso significa que la acción o inversión debería moverse completamente en línea con el mercado. Si el mercado sube un 10%, la acción debería subir un 10%. Del mismo modo, si el mercado baja un 10%, las acciones también deberían bajar alrededor de un 10%.

Cuando el valor de la beta apalancada es menor o mayor que 1, significa que la acción no debería moverse en línea con el mercado, es decir, será más volátil. Si la beta es mayor que 1, la acción debería ser más volátil que el mercado. Cuando la beta es inferior a 1, la acción debería ser menos volátil que el mercado en general. Normalmente se utiliza el S&P 500 o un mercado importante similar, como el Hangseng, para estimar la variable del mercado en este cálculo.

Por ejemplo, imagina que, basándose en la estructura de capital, la demanda y la relación entre la deuda y el capital social de una determinada acción vinculada a la fracturación hidráulica del gas natural, la empresa tiene una beta apalancada inferior a 1. Esto significaría normalmente que, independientemente de un movimiento en el mercado general, esta acción sería relativamente estable. Si el mercado cayera un 10%, esta acción quizá sólo caería un 2%, porque su estabilidad supera a la del mercado en general.

Del mismo modo, digamos que una acción del sector de los semiconductores con una tecnología innovadora tiene una beta superior a 1. Esto significa que si el mercado se mueve al alza un 10%, esta acción podría moverse un 20%. Si el mercado cae un 10%, esta acción podría caer un 20% adicional. En este caso, los riesgos y recompensas potenciales son mayores debido a la mayor volatilidad de la acción.

La estructura de capital en el cálculo de la beta

La estructura de capital de una empresa es la distribución de la deuda y los fondos propios que conforman las finanzas de una empresa. Diferentes empresas pueden tener diferentes estructuras de capital.

Tomemos, por ejemplo, el sector de las telecomunicaciones. Debido a la fuerte inversión en elementos como las torres de telefonía móvil y las licencias, estas empresas suelen operar con una cantidad significativa de deuda, sobre todo al principio. Utilizar un nivel significativo de deuda para financiar una empresa suele conllevar más riesgo empresarial, lo que influirá en su beta apalancada pero no en su beta no apalancada.

Lee:  ¿Qué es una tarjeta de crédito asegurada?

Al comparar una acción de telecomunicaciones con otras con un menor nivel de deuda, como las mayoristas, la beta puede variar significativamente debido a las diferentes estructuras de capital de otros sectores. Al eliminar la deuda y utilizar sólo los activos de la empresa y las estadísticas del mercado, se pueden comparar mejor dos empresas a la hora de tomar una decisión de inversión.

Consejo profesional

Normalmente, cuando se miden los activos y la deuda de una empresa, se utiliza la relación deuda-capital. El ratio deuda-capital mide el capital y la deuda utilizados para alimentar las operaciones comerciales de una empresa. Las empresas de los sectores con gran intensidad de capital, como los servicios financieros y las telecomunicaciones, suelen tener una elevada relación deuda-capital. Las empresas de sectores menos intensivos en capital, como los mayoristas, suelen tener una relación deuda-capital más baja.

Usos de la beta no apalancada

La beta no apalancada es útil porque mide el riesgo de una empresa directamente correlacionado con el mercado. La beta apalancada no es tan buena para detectar el riesgo sistemático porque el componente de deuda de una empresa puede tener un gran efecto en su perfil de riesgo, independientemente del mercado. La beta no apalancada es mucho mejor para medir el riesgo sistemático.

Ejemplos de riesgo sistemático

El riesgo sistemático es un riesgo que está completamente fuera del control de la empresa. Representa los riesgos agregados de un sector o un mercado. Es muy importante a la hora de buscar inversiones que puedan ser más propensas al riesgo sistemático. A continuación se presentan algunos ejemplos de riesgos sistemáticos.

Política

El riesgo sistemático en sentido político está vinculado a una política que está fuera del control directo de la empresa. Esto puede ser más pronunciado en los mercados emergentes, como el golpe militar en Myanmar o la elección de Ortega y su posterior permanencia en el poder en Nicaragua.

También puede medirse en países más estables por las políticas que afectan a los impuestos y a los beneficios de una empresa. La prevista eliminación de la laguna fiscal de los intereses transferidos para el sector del capital riesgo podría considerarse un riesgo sistemático para el sector en su conjunto que no tiene nada que ver con las operaciones comerciales de cada empresa individual o con la estructura de la deuda en relación con el capital, pero que, sin embargo, podría tener un efecto significativo en el mercado.

Desastres naturales

Las catástrofes naturales también pueden considerarse un riesgo sistemático en el mercado, por ejemplo, cuando se invierte en empresas propensas a los efectos del cambio climático. Supongamos que se invierte en un producto agrícola que crece en un entorno propenso a la sequía. Este sería un caso de riesgo sistemático que no está correlacionado con la estructura de capital de una empresa.

Inflación e interrupción de la cadena de suministro

Las interrupciones de la cadena de suministro y la inflación plantean riesgos sistemáticos adicionales en el mercado. En un ejemplo especialmente reciente, la pandemia de COVID-19 y los cierres posteriores perturbaron las economías mundiales y la cadena de suministro global, lo que condujo a los niveles actuales de inflación en el mercado mundial.

Lee:  ¿Qué es un acuerdo prenupcial y siempre es una buena idea?

Debido a los múltiples riesgos sistemáticos causados por factores como la geopolítica (por ejemplo, las desventuras rusas en Ucrania) y la salud (por ejemplo, una pandemia mundial), ahora es un momento especialmente útil para añadir los riesgos sistemáticos a la ecuación beta a la hora de decidir las inversiones.

Tipo impositivo y beta no apalancada y apalancada

Una cosa que tienen en común tanto la beta no apalancada como la apalancada es que tienen en cuenta los impuestos aplicados a una empresa. En la beta apalancada, los impuestos se incorporan para incluir el coste de la deuda después de impuestos. En la beta no apalancada, se omite el efecto de la deuda después de impuestos para medir los riesgos sistemáticos del mercado.

Preguntas frecuentes

¿Cómo se calcula la beta no apalancada?

La beta no apalancada se calcula encontrando primero la beta apalancada y dividiéndola por [(1 + (1 – tax rate) * (debt/equity)].

¿Qué es la fórmula de la beta apalancada?

La fórmula de la beta apalancada es la siguiente Beta no apalancada * [(1 + (1 – tax rate) * (debt/equity)]

¿La beta es apalancada o no apalancada en el CAPM?

La beta puede ser tanto apalancada como no apalancada en el CAPM.

¿Qué es la beta apalancada frente a la no apalancada?

La beta apalancada y la beta no apalancada se diferencian en la inclusión de la relación deuda-capital de una empresa al calcular la beta. La beta apalancada aborda los riesgos exclusivos de una empresa basados en su estructura de capital y sus operaciones, mientras que la beta no apalancada aborda los riesgos de mercado más sistemáticos.

¿Debe la beta no apalancada ser mayor que la beta?

La beta no apalancada suele ser igual o menor que la beta. Esto se debe a que las obligaciones financieras y el apalancamiento financiero de una empresa tienen más efecto sobre su volatilidad.

Puntos clave

  • La beta no apalancada y la beta apalancada son fórmulas que dictan la trayectoria de crecimiento de una empresa en comparación con el mercado.
  • La beta no apalancada se calcula dividiendo la beta apalancada por [(1 + (1 – tax rate) * (debt/equity)].
  • La beta no apalancada se utiliza para calcular el riesgo sistemático del mercado y para medir cómo se moverá una empresa con el mercado. Como no incluye la deuda de una empresa, puede medir la respuesta de una empresa al riesgo general del mercado.
  • La beta apalancada es más aplicable a la situación financiera de una empresa, ya que incorpora el componente de deuda de los activos de una empresa.
  • Los riesgos sistemáticos pueden incluir factores como los golpes políticos y las catástrofes naturales.
  • El coste de la deuda después de impuestos se calcula en ambos tipos de beta.
Ver fuentes del artículo
  1. de Jager, C. (2014) Considerando el Dapm: Industrias de baja y alta beta (tesis). - Universidad de Ámsterdam
  2. Ecuación beta (seguridad) - Nasdaq
  3. Crisis en Nicaragua: ¿Es el Gobierno Ortega-Murillo de izquierdas? (Parte I) - NACLA.org

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo desprender la beta: Fórmula y ejemplos puedes visitar la categoría Créditos.

►TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR◄

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciéndote contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información