Cómo dejar de vivir de cheque en cheque

Vivir de cheque en cheque es una forma de vida estresante y, desafortunadamente, también es una forma de vida común. A un estudio reciente de GoBankingRates encontró que más del 40% de los estadounidenses tienen menos de $300 en sus cuentas corrientes y de ahorros.

Esta estadística es alarmante porque todos sabemos que un golpe de mala suerte puede eliminar rápidamente al menos eso, si no mucho más. Ya sea un accidente automovilístico o un electrodoméstico de cocina roto, la vida puede volverse abrumadora si no está preparado financieramente.

En estas situaciones, muchas personas recurren a la facturación con tarjeta de crédito, ya sea para gastos básicos de subsistencia o para emergencias puntuales, porque no pueden permitirse el lujo de apartar dinero para ahorrar.

Índice de contenidos
  1. ¿Cuántos estadounidenses viven de cheque en cheque?
  2. 11 maneras de dejar de vivir de cheque en cheque
  3. 1. Haz un inventario financiero
  4. 2. Continúe haciendo sus pagos a tiempo
  5. 3. Cambia tus hábitos de gasto
  6. 4. Reduce tu presupuesto
  7. 5. Crea un fondo de emergencia
  8. 6. Prioriza tus ahorros
  9. 7. Ahorra para la jubilación
  10. 8. Cierra tu brecha de ingresos
  11. 9. Vende artículos que ya no necesites
  12. 10. Vive dentro de tus posibilidades
  13. 11. Mantente optimista

¿Cuántos estadounidenses viven de cheque en cheque?

Según algunos estudios recientes, tan solo el 50 % y el 78 % de los trabajadores estadounidenses viven de cheque en cheque. Esto significa que solo el 22-50% de los estadounidenses tienen un fondo de emergencia. Y estos son los números que salieron antes del COVID-19.

Con millones de estadounidenses perdiendo sus trabajos, esos números seguramente son más altos. Entonces, ¿qué puede hacer para asegurarse de estar preparado para una emergencia financiera? A continuación hay 11 cosas que puede hacer para romper el ciclo del día de pago y asegurarse de estar listo para lo que se le presente.

11 maneras de dejar de vivir de cheque en cheque

Pero no tiene por qué ser así. Siga estos pasos para crear una reserva financiera que lo ayudará a planificar emergencias, saldar deudas y comenzar a establecer metas financieras que espera.

1. Haz un inventario financiero

Antes de pensar en su futuro financiero, debe comprender completamente su situación financiera actual. Comience a mirar todos los gastos en los que ha incurrido en el último mes. Una manera fácil de hacerlo es revisar todos los estados de cuenta de sus tarjetas de débito y crédito.

Puede categorizar sus compras para tener una mejor idea de cómo gasta el dinero: comestibles, restaurantes, gasolina, pagos iniciales con tarjeta de crédito y más. Espero que lo que vea no lo sorprenda, pero probablemente se sorprenderá de lo rápido que gasta dinero sin siquiera darse cuenta.

Lee:  ¿Qué es Chase Private Client?

Cuando hace un balance de sus finanzas, también es un buen momento para revisar sus deudas. Pregúntate si estás administrando bien tus obligaciones mensuales.

2. Continúe haciendo sus pagos a tiempo

¿Está haciendo al menos sus pagos mínimos cada mes? Los pagos atrasados ​​pueden reducir rápidamente su puntaje de crédito, por lo que es importante pagar regularmente los saldos de su préstamo y tarjeta de crédito a tiempo.

Si solo paga el mínimo cada mes, calcule cuánto tiempo le tomará pagarlo por completo y cuánto interés adicional tendrá que pagar con el tiempo.

La mayoría de las hipotecas de tasa fija y los préstamos federales para estudiantes tienen tasas de interés bajas. Entonces, si tiene otros pagos de deuda con intereses altos, asegúrese de priorizarlos primero. Según sus pagos de intereses y su situación financiera general, puede ser una buena idea incluir un pago agresivo de la deuda en su nuevo plan financiero.

3. Cambia tus hábitos de gasto

Ahora que sabe cómo gasta su dinero cada mes, es hora de ajustar su actitud hacia el dinero. Es posible que ya esté gastando solo en lo básico, pero la mayoría de las personas tienen al menos algunos hábitos frívolos si viven de cheque en cheque.

Identifique sus puntos débiles y determine cómo puede planificar con anticipación para evitarlos. Por ejemplo, si a menudo se encuentra demasiado ocupado para preparar la cena durante la semana laboral, pase una noche cocinando comidas congeladas de bajo costo.

A menudo, los mejores lugares para ahorrar dinero no son los artículos grandes, sino los pequeños costos recurrentes que se acumulan con el tiempo. Encuentra tus vicios, luego crea un plan para eliminar la tentación.

Hablando de tentaciones, si tiene problemas con las deudas, asegúrese de dejar de usar sus tarjetas de crédito. Manténgalo bajo llave en casa si es necesario. Una tarjeta de crédito puede ser una herramienta peligrosa para guardar en su billetera, especialmente cuando está cobrando por cosas que realmente no necesita.

Incluso si puede hacer sus pagos mensuales, piense en todos los intereses adicionales que pagará además del costo original del artículo. ¿realmente vale la pena? En la mayoría de los casos, probablemente no.

4. Reduce tu presupuesto

Ahora que ha descartado gastos frívolos para estirar su salario, debe reducir aún más ese presupuesto mediante la reducción de personal.

Mire sus principales gastos mensuales, incluso las "necesidades", y evalúe dónde puede recortar. ¿Podría mudarse a un apartamento más pequeño o comenzar a usar el transporte público para ahorrar gasolina?

También debe revisar su plan de telefonía móvil. Es bueno tener un teléfono inteligente elegante con datos ilimitados, pero sería difícil llamarlo cuando puede usar un teléfono plegable barato para llamadas de emergencia.

Lee:  Dispon. Qué Es, Tipos De Préstamo, Condiciones Y Más

¿Qué pasa con su presupuesto de comestibles? No tiene que abastecerse de opciones baratas y poco saludables para ahorrar dinero, pero probablemente haya algunos derroches que pueda reducir. Reduzca la cantidad de días que come carne o abastézcase de productos básicos de la despensa cuando estén en oferta.

¿Puedes deshacerte del cable y simplemente confiar en Netflix? ¿O incluso sin televisión? Algunas de estas sugerencias pueden parecer grandes sacrificios, pero eso es lo que se necesita para dejar de preocuparse por el sobregiro de su cuenta corriente antes de recibir su próximo cheque de pago.

5. Crea un fondo de emergencia

La mejor manera de evitar un cheque NSF, una tarjeta de crédito incobrable o una nueva deuda es proteger sus finanzas con ahorros. La mayoría de los expertos están de acuerdo en que necesita al menos tres tipos diferentes de cuentas de ahorro. El primero es un fondo de emergencia de $1,000 que debe mantenerse en una cuenta accesible.

Un fondo de emergencia es su prioridad al reservar dinero para ahorrar. Este fondo solo debe usarse cuando tenga un gasto inesperado, como la reparación de un automóvil. Una vez que esté arruinado, asegúrese de recargarlo hasta $1,000 tan pronto como sea posible.

6. Prioriza tus ahorros

Luego, ahorre de 3 a 6 meses adicionales de gastos de manutención en una cuenta de ahorros. Esta cuenta debe cubrir todas sus necesidades básicas en caso de que pierda su trabajo o no pueda trabajar por cualquier motivo.

No es divertido imaginar que estas cosas sucedan, pero son una triste realidad en la economía actual. Solo obtendrás este dinero si has perdido tu principal fuente de ingresos. Después de eso, es hora de empezar a pensar en la jubilación.

7. Ahorra para la jubilación

Nunca es demasiado temprano para comenzar a ahorrar, así que trate de reservar al menos una pequeña cantidad cada año en el plan 401(k) de su empleador, IRA u otra cuenta de ahorros para la jubilación. Una vez que haya cubierto esas tres cuentas de ahorro, puede comenzar a reservar dinero para otras compras importantes, como un automóvil nuevo o vacaciones.

Si las finanzas están ajustadas, puede que le resulte difícil reservar esa cantidad de dinero cada mes. Pero es importante empezar, aunque sea con una pequeña cantidad, para que no te molestes por completo cuando surja un gasto inesperado.

Si ha encontrado formas de reducir sus gastos, es importante desviar parte de ese dinero a una cuenta. ahorros de alto rendimiento para que no se endeude la próxima vez que necesitarás dinero.

Si vas a empezar lento, trata de quedarte solo con el 1% de cada sueldo. Si gana $ 1,000 cada dos semanas, eso es solo $ 10. Cada mes, intente aumentar su meta de ahorro en un 1% adicional. Se sorprenderá de lo rápido que crece su cuenta de ahorros.

Lee:  ¿Se puede pagar con tarjeta de crédito con tarjeta de crédito?

8. Cierra tu brecha de ingresos

Cuando tenga todos los números resueltos y calcule cuánto necesita gastar y ahorrar, es posible que se quede corto. Tal vez tengas muchas deudas que pagar o tengas varios hijos a tu cargo. Sin embargo, a veces, incluso después de eliminar todas las compras innecesarias, sus facturas pueden superar sus ingresos mensuales.

Cuando no queda más dinero para ahorrar, esto te da la oportunidad de ganar un poco más de dinero. Hay muchas maneras de hacer esto. Puede obtener un trabajo de medio tiempo, comenzar un trabajo secundario, conducir para Uber o Lyft, o comenzar a invertir para obtener más ingresos pasivos.

Pídele un ascenso a tu jefe o encuentra un trabajo de medio tiempo en tus días libres.

9. Vende artículos que ya no necesites

Vende artículos de tu casa que ya no uses o quieras, ya sea en Craigslist o eBay. No solo ganará dinero extra, sino que le dará la oportunidad de limpiar su casa de desorden.

También puede realizar una venta de garaje o vender verduras de su jardín. Sólo estás limitado por tu imaginación. Y si no está seguro de por dónde empezar, pruebe algunas ideas y vea cuál es la más rápida.

10. Vive dentro de tus posibilidades

Menos de lo que ganas es una necesidad real. Esta es la única manera de lograr la libertad financiera. Si tiene un estilo de vida que no puede pagar, nada de lo que haga en esta lista importará.

La mejor manera de vivir dentro de sus posibilidades es limitar sus gastos. Puede hacer esto comiendo fuera con menos frecuencia, no comprando cosas que no necesita y aprendiendo a entretenerse a bajo costo o sin costo alguno.

11. Mantente optimista

Si bien su objetivo inmediato puede ser salvarse de ahogarse en facturas y otras cargas financieras, pronto podrá mirar más adelante.

Intenta no sentirte demasiado feliz con la vida y recuerda que nada es permanente. Una vez que tenga el ritmo para hacer los sacrificios necesarios para mantener la cabeza fuera del agua, pronto podrá ajustar su enfoque al siguiente nivel.

Cuando esté cerca de alcanzar sus metas de ahorro, fíjese otra meta por la cual trabajar. Tal vez sea un viaje de ensueño o aprender una nueva habilidad laboral para un trabajo en un campo diferente.

Comience a pensar en cómo es la independencia financiera para usted y planee los pasos que debe seguir para llegar allí. Ni siquiera necesito apoyo financiero, solo un poco de coraje. Hay tanto que puedes hacer, y no hay nada mejor en lo que invertir que en ti mismo.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo dejar de vivir de cheque en cheque puedes visitar la categoría Créditos.

►TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR◄

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciéndote contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información