Cinco principios clave de la inversión inteligente

Tomar decisiones de inversión inteligentes es la clave para alcanzar tus objetivos financieros. El truco está en saber cómo es una inversión inteligente. Hay tantos libros, revistas y programas de televisión dedicados al tema, que es fácil confundirse y sentirse abrumado por el exceso de información, sobre todo cuando los llamados expertos ofrecen consejos contradictorios.

Cuando no se mantiene bajo control, la sobrecarga de información degenera en infobesidad financiera: un consumo insano de información financiera que conduce a la inacción, la inseguridad financiera y, en algunos casos, a la quiebra.

Tener una comprensión básica pero bien fundamentada de unos cuantos principios clave de inversión ayuda a filtrar el ruido y a centrarse en la construcción de un marco flexible en el que basar las decisiones financieras. También crea un punto de referencia para evaluar futuros conceptos y estrategias de inversión.

Este artículo reduce el mar de consejos disponibles sobre cómo invertir a cinco principios clave: objetivos, tolerancia al riesgo, equilibrio, coste y disciplina. Considéralos tus cinco raciones diarias de frutas y verduras para unas finanzas sanas.

Índice de contenidos
  1. Objetivos
  2. Tolerancia al riesgo
  3. Saldo
  4. Coste
  5. Disciplina
  6. Conclusión

Objetivos

Establece objetivos claros y adecuados. Para que un objetivo sea útil, debe ser específico, medible, alcanzable, realista y oportuno. Por ejemplo, tener el objetivo de ahorrar 1 millón de dólares ajustados a la inflación para cuando llegues a la edad de jubilación es un objetivo útil, mientras que tener sólo el objetivo de hacerte rico, no lo es.

¿Cómo establecer objetivos de inversión eficaces?

Establece objetivos que puedas describir mediante números, porcentajes, tasas o una frecuencia determinada. Por ejemplo, ahorrar el 20% de tus ingresos, contribuir con 10.000 dólares al año a tu fondo de jubilación o hacer dos pagos de la hipoteca al mes. Sé específico en cuanto a la fecha de inicio y fin de tu objetivo. Los plazos crean compromiso, urgencia y responsabilidad.

¿Por qué necesitas objetivos?

Los inversores sin un plan o un objetivo son como un barco sin timón que sigue ciegamente la moda de inversión del momento. Sin un objetivo específico al que aspirar, los inversores suelen construir sus carteras de inversión de abajo a arriba, centrándose sólo en las inversiones de forma fragmentaria, en lugar de tener en cuenta el panorama general. Esto puede hacer que los inversores sólo tengan en cuenta la tasa de rendimiento de una inversión y olviden cómo encaja en su perfil de riesgo y si les está ayudando a alcanzar su objetivo final.

Lee:  Inicio de sesión de tarjeta de crédito de City Furniture, pago, servicio al cliente

Tolerancia al riesgo

riesgoTodas las inversiones implican cierto riesgo. No hay garantía de que una determinada asignación de activos o estrategia de inversión vaya a cumplir tus objetivos o a proporcionar un nivel de ingresos determinado. Sin embargo, no todas las inversiones tienen el mismo nivel de volatilidad o riesgo. Por lo general, los activos con mayor riesgo también tienen el mayor potencial de beneficios. La forma en que decidas invertir tu dinero dependerá de tu actitud hacia el riesgo, también conocida como tolerancia al riesgo. La tolerancia al riesgo de un inversor es su capacidad para soportar descensos en los precios de las inversiones mientras espera que acaben aumentando de valor.

¿Cómo puedes encontrar tu tolerancia al riesgo?

La tolerancia al riesgo se basa en dos factores principales: tu personalidad y el tiempo que necesitas para acceder a tu inversión, también conocido como horizonte de inversión. Los asesores financieros calculan la tolerancia al riesgo de los inversores haciéndoles una serie de preguntas, como "¿Qué prefieres 50.000 dólares ahora mismo o un 50% de posibilidades de 200.000 dólares?" o "Si tuvieras una acción que perdiera un 31% en cuatro meses, ¿venderías toda la inversión restante, venderías una parte, la mantendrías o comprarías más de la inversión?"

La edad suele ser una variable importante a la hora de establecer los horizontes de inversión. Por ejemplo, si tienes 64 años y necesitas aprovechar tu inversión para cuando cumplas 65, tu tolerancia al riesgo es muy baja y deberías ceñirte a inversiones conservadoras.

Saldo

saldoUna estrategia de inversión sólida requiere una asignación de activos adecuada a los objetivos de la cartera. La asignación de activos de tu cartera debe estar en consonancia con tu perfil de riesgo, basarse en unas expectativas realistas de la tasa de rendimiento y utilizar inversiones diversificadas para evitar exponerte a riesgos innecesarios.

¿Cómo se diseña una cartera de inversión equilibrada?

Diversifica tus inversiones en acciones, bonos, efectivo y propiedades según tus objetivos y tu tolerancia al riesgo. Históricamente, las acciones son mucho más arriesgadas que el dinero en efectivo y los bonos, pero también proporcionan un rendimiento mucho mayor. Si quieres una opción mucho más segura y estable que las acciones o los bonos, puedes invertir en oro físico. Pero asegúrate de no poner todos los huevos en la misma cesta. Tienes que diversificar tu cartera de inversiones y no invertir sólo en oro o en cualquier otra alternativa más segura. Limitarse a evitar el riesgo no es una medida inteligente en las inversiones a medio y largo plazo. No incluir acciones en tu cartera te expone a obtener rendimientos inferiores a la inflación, lo que equivale a perder dinero.

Lee:  Las (únicas) 10 cosas que debes saber sobre finanzas personales

No inviertas en acciones individuales a menos que seas un inversor entrenado (y con suerte). Intentar cronometrar el mercado es una tarea absurda para la gran mayoría de nosotros. La inversión en índices es una estrategia barata y fiscalmente eficiente que permite a los inversores pasivos medios batir a la mayoría de los inversores profesionales activos.

¿Qué es un fondo indexado?

Un fondo indexado es un fondo de inversión con una cartera diseñada para seguir los componentes de un índice de mercado, como el S&P 500 o el DJ Wilshire. Proporciona a los inversores una exposición diversificada al mercado, bajos gastos de funcionamiento y baja rotación de la cartera. ¿Funcionan? Nada es seguro cuando se trata del mercado de valores. Sin embargo, el S&P 500, un índice que sigue a 500 grandes empresas con acciones ordinarias tanto en la Bolsa de Nueva York (NYSE) como en el mercado de valores NASDAQ, ha devuelto, de media, un 9,45% cada año 9,45% durante los últimos 20 años. Un historial que avergüenza a la gran mayoría de inversores profesionales y fondos activos.

Coste

costeLa incómoda verdad sobre los mercados es que son imprevisibles. Sin embargo, los costes de inversión no lo son. Lo son para siempre. No puedes controlar el mercado, pero puedes buscar las comisiones de inversión más bajas disponibles. Cuanto más bajos sean los costes, mayor será tu participación en el rendimiento de una inversión. Esto puede parecer obvio, pero es uno de los principios más ignorados de la inversión inteligente.

Lo creas o no, el mejor indicador de la rentabilidad a largo plazo de un fondo es lo que cobra en comisiones. Las inversiones de menor coste tienden a superar a las de mayor coste.

¿Cómo mantener bajos los costes de inversión?

Construye tu cartera utilizando fondos indexados de bajo coste, como el Vanguard 500 Index Fund Admiral Shares (VFIAX), el Vanguard Mid-Cap Index Fund Admiral Shares (VIMAX) y el Vanguard Short-Term Government Bond ETF (VGSH). ¿Por qué sólo incluyo fondos indexados de Vanguard? Vanguard fue la empresa de inversión que inició la revolución de los índices y tiene los costes más bajos. Dicho esto, otras empresas, como Fidelity, iShares y Global X, también ofrecen excelentes fondos indexados de bajo coste.

Lee:  ¿Qué es un Certificado de Depósito (CD)?

Disciplina

disciplinaInvertir puede desencadenar fuertes respuestas emocionales, especialmente en épocas de agitación en los mercados. En periodos de gran volatilidad, los inversores pueden tomar decisiones impulsivas o quedarse paralizados por el miedo y no hacer los cambios necesarios en su cartera. Tener disciplina y perspectiva son cualidades valiosas para los inversores que pueden ayudarles a seguir comprometidos con sus objetivos en tiempos de incertidumbre.

Como se ha mencionado anteriormente, la asignación de activos es una de las decisiones más importantes que puede tomar un inversor. Sin embargo, sólo funciona si la asignación de activos se mantiene a largo plazo en entornos de mercado buenos y malos.

Esto no significa que nunca debas reequilibrar tus asignaciones de activos. Al contrario, un inversor disciplinado no permitirá que su cartera vaya a la deriva. Es una buena práctica comprobar el rendimiento de tu asignación de activos cada año o incluso dos veces al año. Si tu cartera se ha desviado más de 5 puntos porcentuales de tu objetivo, puede ser el momento de hacer algunos cambios.

Conclusión

Por su propia naturaleza, invertir es un negocio arriesgado. Esto no significa que tengas que ser imprudente o confiar en la suerte ciega. Existen innumerables estrategias y técnicas de inversión, pero todas se basan en unos pocos principios.

Establece objetivos claros y realistas. Determina tu tolerancia al riesgo. Crea una cartera bien diversificada que se ajuste a tus objetivos y a tu perfil de riesgo. Mantén los costes lo más bajos posible. Ten la disciplina de ceñirte a tu estrategia de inversión cuando esté bien encaminada y la disciplina de reequilibrar tu asignación de activos cuando ya no cumpla tus objetivos. Si te ciñes a estos principios básicos, probablemente superarás a la mayoría de los inversores profesionales activos y mantendrás tu estado financiero en plena forma.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cinco principios clave de la inversión inteligente puedes visitar la categoría Créditos.

►TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR◄

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciéndote contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información